Menu Big Bang! News
Actualidad Loahana Berkins

Murió la activista trans que más luchó por la identidad de género

Fue una pionera en la lucha por el derecho a la identidad de género, estaba internada en una clínica porteña. Desde 2013 estaba al frente de la Oficina de Identidad de Género y Orientación sexual

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La activista trans Lohana Berkins, pionera en la lucha por el derecho a la identidad de género, falleció hoy luego de estar internada durante varias semanas en una clínica porteña.
“Lamentamos el fallecimiento de Lohana Berkins, militante trans por la vida, la inclusión y la igualdad LGBT”, publicó en su cuenta de Twitter la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, confirmando la noticia.
Ayer, ante el agravamiento de su salud, había hecho pública una carta a través de su compañera de militancia Marlene Wayar, en la que reconocía que su estado era "crítico", y en la que agradecía las muestras de apoyo recibidas en el último tiempo. 

Berkins, fue clave en la vida de muchas chicas que llegaban del interior a Buenos Aires en busca de un futuro mejor.


 "Estoy convencida de que el motor de cambio es el amor. El amor que nos negaron es nuestro impulso para cambiar el mundo. Todos los golpes y el desprecio que sufrí, no se comparan con el amor infinito que me rodea en estos momentos. Furia Travesti Siempre. Un abrazo" , culminaba la misiva.
Berkins, nacida en la localidad de Pocitos, en Salta, fue una histórica dirigente del colectivo trans, y fundó en 1994 la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (ALITT).

Se cargó en sus hombros la lucha por la identidad de género.

Desde esa organización impulsó la visibilización del derecho a la identidad de género, y fue una de las principales impulsoras de la Ley de Identidad de Género aprobada por el Congreso Nacional en 2012.
En 2002 protagonizó un hecho casi fundacional en el reconocimiento de los derechos de travestis y trans: se inscribió en la Escuela Normal 3 para ser maestra, y ante la imposibilidad de hacerlo con su nombre, radicó una denuncia ante la Defensoría del Pueblo porteña, que finalmente ordenó a las autoridades a que respetaran su identidad de género.
Además, fue la primera travesti con un empleo en el Estado al ser asesora del legislador porteño por el Partido Comunista, Patricio Echegaray, hasta el 2002.

Fue la primera travesti con un empleo público en 2002. Estaba al frente de la Oficina de Identidad de Género y Orientación Sexual.

En 2010 conformó el Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género, una alianza de más de quince organizaciones, que impulsó la sanción de la Ley de Género, aprobada por el parlamento el 9 de mayo de 2012.
Desde 2013 estaba al frente de la Oficina de Identidad de Género y Orientación Sexual, que funciona bajo la órbita del Observatorio de Género en la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires.