Menu Big Bang! News
Actualidad Tercer caso en 10 días

Murió otro nene por golpes: acusan a la madre y padrastro

Sucedió en la localidad de Rafael Calzada. La pareja alegó que su hijo se había caído de la cama. Sin embargo, la pericia forense desestimó que el golpe que causo la muerte haya sido producto de una caída. También tenía dos costillas fracturadas y una úlcera estomacal producida por golpes. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un nene de un año y nueve meses murió ayer producto de un fuerte golpe en la cabeza en la localidad bonaerense de Rafael Calzada, en el partido de Almirante Brown. Por el hecho fueron detenidos su madre y el padrastro acusados de homicidio agravado por el vínculo y alevosía. El menor llegó ayer sin vida al hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada llevado por la pareja que alegó que el chico se había caído de una cama.

Los médicos denunciaron el caso a la UFI 4 de Lomas de Zamora luego de constatar que el niño, llamado Benjamín Santino Caballero, murió como consecuencia de golpes y no de una caída. Al recibir la denuncia, los fiscales a cargo, Lorenzo Latorre y Jorge Grieco, ordenaron realizar una autopsia.

El traumatismo craneoencefálico que le causó la muerte al niño no era compatible con una caída, según confirmó la pericia forense. Que también reveló que la víctima presentaba fracturas en las costillas 9 y 10 y una úlcera estomacal producto de golpes.

La pericia forense confirmó que el traumatismo craneoencefálico que le causó la muerte al niño no era compatible con una caída y reveló que la víctima tenía fracturas en las costillas 9 y 10 y una úlcera estomacal producto de golpes.

"El nene llegó fallecido al Oñativia. Alegaron que supuestamente recibió un golpe en la cabeza porque se había caído de la cama, pero el nene tenía diversos golpes en el cuerpo que son compatibles con lesiones de maltrato infantil", informó el fiscal Grieco. 

El funcionario indicó que luego de conocer el resultado de la autopsia ordenó la detención de la madre del niño, Analía Echeverría, de 20 años, y el padrastro, José Pardo. La pareja fue detenida poco después del mediodía de hoy y llevados a los tribunales de Banfield, donde se negaron a prestar declaración.

Es el tercer caso de violencia perpetrado contra niños que se conoce en menos de diez días en el conurbano bonaerense en los que están involucrados la madre y su pareja.

El martes, una niña de 11 años que era violada por familiares -entregada por su madre- desde los 4 fue rescatada por la policía en su casa  en la localidad bonaerense de Wilde. Por ello fueron detenidos la madre, el padrastro y un tío de la víctima.

Una semana atrás, una niña de un año y once meses murió en la localidad de Derqui, en el partido de Pilar, tras haber sido violada y sometida a torturas que incluían quemaduras, mordeduras y golpes por parte de su padrastro. El acusado, Luis Alonzo, de 25 años, se encontraba detenido en la alcaidía de San Martín, donde apareció muerto ahorcado con una sábana el sábado.