Menu Big Bang! News
Actualidad Consumos mensuales.

Nada alcanza: alguien de clase media necesita $ 10.000 por mes para vivir

Se deberá contar con un 40% más del los $ 6.060 que representa el salario mínimo para poder afrontar los gastos de una vivienda, impuestos, supermercado, telefonía y transporte.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un argentino promedio necesita hoy unos $ 10.000 para hacer frente a sus consumos diarios de bienes y servicios. Si se tiene en cuenta un salario mínimo de $ 6.060 es evidente que la cifra no alcanza para satisfacer sus necesidades mensuales, y mucho menos para solventar el aumento de tarifas que llegará en abril. O sea, necesita un 40% de lo mínimo que puede ganar.

Bigbang realizó un relevamiento en el cual se tomó como parámetro un joven de unos 35 años, soltero que debe alquilar una vivienda y enfrentar las subas de servicios e impuestos que se llegarán en los próximos días. El cálculo es conservador ya que no se incluyen gastos como renovación de indumentaria y salidas recreativas. 

Este individuo debe cumplir mensualmente con el pago de un alquiler de $ 5.000 por un departamento de dos ambiente en un barrio de clase media de la Ciudad. En este valor ya se calcularon las subas estipuladas. A esto debe sumarse unos $ 850 de expensas.

El gasto diario en transporte público podría ascender a 420 mensuales.

En cuanto a los servicios, ya con los aumentos previstos, se presume que de gas deberá pagar $ 70; de electricidad $ 300 y de agua $ 140. A ello debe sumarse el impuesto municipal, cuyo valor, según el tipo de propiedad y barrio oscilará los $ 210.

En materia de consumos diarios, el primero que se destaca es el transporte. Es así que una persona que sólo toma un vehículo o tren para ir y volver de su trabajo, gastará unos $ 420 mensuales si se concreta el aumento de tarifas del transporte público.

La canasta de alimentos concentran un grueso porcentaje de los gastos. Según se pudo consignar, el gasto semanal puede alcanzar los $ 500 en las compras realizadas en un supermercado. Por lo que en el mes el mismo alcanza los $ 2.000. Según FIEL, la canasta básica alimentaria en Capital, en febrero y por adulto, ascendía a $ 1.350. Con eso se evita caer debajo de la línea de la indigencia. Si se incluyen servicios básicos, llega a $ 2.496. 

El gasto semana en el supermercado alcanza los 500 pesos.

La telefonía celular no queda exento de los consumos diarios, sobre todo si se considera que para muchos de estos individuos es la única vía de comunicación con la que cuentan. El monto en estos casos ascienden a los $ 500. También se puede sumar el servicio de televisión por cable e Internet, con un mínimo de $ 600.

Así una persona sola gastará al menos unos $ 10.000 en sus compras mensuales. Para vivir. O, mejor, apenas sobrevivir.