Menu Big Bang! News
Actualidad Iniciativa de un fotógrafo salteño

#Niunamenos: Cuando el arte refleja el dolor de los familiares

El fotógrafo Javier Corbolán, del diario “El Tribuno” de Salta, plasmó en imágenes la soledad y el dolor de los que perdieron a un familiar víctima de femicidio.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mi mamá murió defendiendo a una niña aborigen. Mucha gente me dijo que le pasó por haberse metido con esa gente, pero ella defendía, con suavidad y diplomacia, a sus alumnos. Yo le decía: ‘Cuidate, pensá que yo te necesito’”, cuenta Sofía Murillo, hija de Evelia Murillo, una víctima de la violencia de género.

Javier Corbolán encontró a tres madres y una hija envueltas en dolor y tristeza por la pérdida de un familiar por violencia de género. Corbolán se encargó de tomar fotografías que muestran ese dolor, el de los familiares. Allí aparecen sentimientos como culpa por no haber detectado la situación, o por no haber podido o sabido evitarlo. Esos familiares, de alguna manera, “mueren en vida” y eso muestran las imágenes de Corbolán. 

Para realizar este excelente trabajo, Corbolán retrató a las mujeres dentro de un cajón con una fotografía del familiar fallecido. El ángulo cenital ayuda a describir  el significado que el fotógrafo le quiso dar: los familiares quedan en el vacío de la tumba en soledad.  

“Yo veía a la madre de Cintia en la tele y decía pobre mujer”, dice Victoria Ramírez, mamá de Paola Ramírez.

Victoria del Carmen Ramírez es la mamá de Paola Ramírez, quien fue hallada muerta en el peaje de Aunor. Ana Fernández, es la madre de Cintia Fernández, quien apareció estrangulada en su departamento. Gerónima Llanos es la mamá de Mirta Llanos, encontrada sin vida en su casa. Sofía Murillo es la hija de Evalia Murillo, una maestra asesinada de un tiro. Éstas son las mujeres fotografiadas por Corbolán, quienes también hablaron con el diario “El Tribuno” y explicaron cómo continúa la vida sin sus familiares.

“Hace cuatro años del crimen de mi hija y sigo buscando justicia y verdad”, asegura Ana Fernández

"El asesino de ella nos mató a todos nosotros", le dijo al diario salteño Victoria del Carmen Ramírez. "Cuando ella se murió me arrancaron el corazón y me siento muerta", expresó Ana Fernández (53). "Con tanto sacrificio la crié como madre soltera y vino un tipo y la mató. Parte de mí se fue con ella”, manifestó Gerónima Llanos. "Mi mamá murió en un acto heroico, pero me hacen falta su voz y sus consejos todos los días", comentó Sofía Murillo (20). 

Hoy es un día para reflexionar, para mirar hacia adentro y saber qué hace cada uno para evitar, donde sea, que casos como estos sucedan.