Menu Big Bang! News
Actualidad controles de transporte

Operativo Anti Uber: La ofensiva del Gobierno porteño contra el servicio

Las autoridades porteñas incrementaron el operativo de control de vehículos para poder detectar la operatoria del servicio privado de transporte que desembarcó en el país hace tan sólo cuatro días. Ayer clausuraron un local donde se capacita a su choferes y buscan ir contra sus directivos, de quienes se desconoce su nombre y paradero. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El avance de Uber en la ciudad no se detiene y acorde se suman las protestas de los taxistas, el sistema de transporte privado se populariza cada vez más. El gobierno porteño quien dictó una medida cautelar para suspender a la empresa, contataca con un amplio operativo de control para limitar el accionar de la firma e ir de lleno contra sus directivos

Los controles de tránsito se extenderán para ubicar a los vehículos de Uber.

El ejecutivo dictó una medida cautelar para proceder a la suspensión del servicio, el miércoles pasado, con tan sólo un día de operación. Sin embargo, nunca pudo notificar a Uber de la sanción ya que no cuentan con un domicilio fiscal. A raíz de ello la empresa continuó operando, con algunos resguardos para evitar problemas con los taxistas y con las fuerzas de seguridad.  

Desde la plataforma norteamericana indicaron que la medida cautelar dictada por el Gobierno no tiene "efectos" en Uber "porque Uber no fue demandado y porque no hay una sentencia de fondo sobre el tema", adujeron.

El servicio de Uber tiene actualmente 17.000 choferes activos.

El gobierno de la Ciudad asegura que continuará con los controles de transporte para detectar autos de Uber, así como remises truchos. Hasta ahora sólo pudieron secuestrar dos vehículos a los cuales se le aplicó una multa de $ 77.000 a cada uno. Según fuentes cercanas a Uber, la firma se hizo cargo de estas penalidades. "La idea es llevarnos la mayor cantidad que podamos", indicaron fuentes cercanas al Gobierno. 

Hasta ahora se acarrearon dos vehículos del servicio de transporte Uber.

"La operatoria es complicada, admiten. Si los choferes de Uber se avivan, van a sentar a los pasajeros adelante”, indican fuentes gubernamentales. De hecho esto es ya una realidad, ya que hoy los vehículos de Uber toman resguardos tales como: llevar el pasajero adelante y ante un control policial aducir que se trata de un familiar o amigo, pero no de un pasajero. Ya es vox pópuli que los usuarios de Uber no se oponen a la idea con tal de poder seguir utilizando el servicio.

Pero las medidas de control se extenderán aún más, ya que la Agencia de Control Gubernamental (ACG) se dedicará a "barrer" aquellas direcciones que tengan contacto con Uber. Un ejemplo de ello son los espacios donde se realizan los encuentros de capacitación a choferes.

Hace pocas semanas los taxistas escracharon a Uber durante una capacitación en el Hotel Castelar.

El operativo ayer clausuró un local en Avenida San Martin al 1700, en Caballito, donde un grupo de conductores asistía a un encuentro de instrucción. La ACG pudo saber que también se realizan reuniones en hoteles porteños, tal como ocurrió en el Hotel Castelar, previo a que el servicio entrara en funcionamiento. En esa ocasión los taxistas también realizaron un escrache.

“Es difícil dar con ellos, ya que no tienen domicilio fiscal ni Cuit", dijeron fuentes oficiales. "Estamos buscando el entramado legal con el que funcionan". Asimismo asegura que irán contra los directivos, quienes no se saben quienes son a nivel local, si es que violan la orden de clausura que se les podría aplicar.

El Ministerio de Justicia está trabajando para dar a los directivos. “Queremos cercarlos pero son nómades, alquilan una oficina y la dejan, no es sencillo”, indicaron allegados al gobierno.

 

 

Hoy al mediodía, los taxistas realizaron cortes simultáneos en 25 arterias principales de la Capital Federal para reafirmar su descontento con el desembarco de Uber y la ilegalidad en la que operan.

Macri también salió a respaldar a los taxistas.

En esa línea, Mauricio Macri salió a dar su respaldo. "Valoro la posición del gobierno de la Ciudad de defender a los taxistas. Son un símbolo de la Ciudad y de la Argentina", dijo en referencia a los taxis porteños.  Por su parte Omar Viviani, titular del Sindicato de Peones de Taxis y Claudio Palmeyro Legislador porteño, Miembro Comisión Directiva Sindicato taxis, están contentos con el Gobierno de la Ciudad con su operatividad, aunque necesitan seguir mostrando su bronca contra Uber.