Menu Big Bang! News
Actualidad 3 en 12 días

Otra vez dos chicos víctimas de un incendio en un taller clandestino

El mejor escenario para el bebé de 11 meses es sobrevivir con un brazo y una pierna amputados. Su hermana, de 3 años, se salvó de milagro. Sebastián y Belén son dos nuevas víctimas de un incendio en un taller clandestino, el tercero en 20 días. Habla la mamá de los chiquitos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Sebastián Quispe tiene 11 meses. Los médicos dicen que parece más grande. Belén, su hermana, tiene 3 años. Ella pudo huir por sus propios medios del incendio que consumió el taller clandestino donde vivían, en la calle Madariaga 6409 del barrio de Villa Lugano. La nena está a punto de recibir el alta. Una abuela suya que vive en Ezeiza se la llevaría a la casa. Su hermanito, el bebé -en cambio- la tiene más complicada: si sobrevive corre riesgo de amputación de una pierna y de un brazo. Con el 40% del cuerpo quemado, sufrió heridas hasta en el cuero cabelludo y tiene síntomas de intoxicación inhalatoria. Ambos están internados en el Hospital Garrahan.

Belén, de 3 años, pudo salir por sus propios medios. A su hermano lo rescataron los bomberos.

Es el tercer taller clandestino que se incendia en 20 días. El de la familia Quispe fue el pasado 23 de julio. El primero de esta saga fue el 7 de julio, en Yerbal 3514, del barrio de Flores. El siguiente incendio se registró la noche del ballottage porteño, el domingo 19 de julio. El informe fue confeccionado por La Alameda. “La casa de Villa Lugano se encuentra con una faja de clausura y la Gendarmería custodiando el lugar", precisó Lucas Schaerer, vocero de la ONG.

El Gobierno de la Ciudad estampó la faja de clausura una vez consumado el incendio. 
Hay un móvil de Gendarmería custodiando el lugar donde ocurrió el incendio. 

Esta serie de nuevos incendios se suman al fuego que devastó el taller clandestino de Páez y Terrada, en Flores, que causó la muerte de Rodrigo y Rolando Mur, dos nenes de 5 y 7 años cuyos papás trabajaban en el lugar y que no pudieron huir de las llamas. 

En el incendio de la calle Páez 2576 murieron Rodrigo y Rolando Mur, de 5 y 7 años de edad. 

Erica, la madre de los chicos internados, no quiere saber nada con aparecer en los medios. Por el momento su preocupación radica en la salud de sus chiquitos, y está bien. “La nena gracias a Dios está mejor. Ahora estamos esperando que el nene mejore para que le hagan los injertos de piel”, le dijo en exclusiva a BigBang.

“Hablen con los doctores que ellos le van a pasar el parte médico”. Lo primero que trascendió es que el papá de los nenes estaba detenido, pero la madre desmintió la información. El matrimonio era dueño del taller clandestino y tenía dos empleados a cargo, que no aparecieron más por el lugar. 

El matrimonio era dueño del taller clandestino donde vivían, y tenían dos empleados. 

Tres incendios en 20 días. Por ese motivo, 11 legisladores del Frente para la Victoria, PSA, Coalición Cívica y UCR firmaron un pedido de informes al área del gobierno porteño que tiene que responder por esto.