Menu Big Bang! News
Actualidad

Pichichos, afuera: los porteños votaron que las mascotas no pueden entrar a los bares

Luego de una encuesta que estuvo abierta durante una semana, la iniciativa de Larreta fue rechazada.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El gobierno porteño propuso hace unos días atrás, que los ciudadanos votaran si querían o no, que la entrada de perros y gatos a bares y restaurantes estuviera permitida. Al momento de darse a conocer la noticia se generó mucha polémica, y finalmente los vecinos que se opusieron a la iniciativa fueron muchos que más que los estuvieron de acuerdo.

Los vecinos eligieron que los perros y gatos no puedan ingresar a restaurantes.

De la votación participaron 289.755 vecinos, de los cuales el 52% (148.094) expresó su negativa, mientras que el 48% (141.661) se mostró a favor de la propuesta.

Las urnas virtuales estuvieron abiertas desde el 15 de junio, y cerraron esta tarde. Los medios establecidos para brindar la opinión de cada usuario, fueron el Twitter y el Facebook del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; una dirección de correo electrónico, la página del GCBA y buzones que se establecieron en distintos puntos de la Ciudad.

"Estamos muy contentos con el nivel de participación que tuvo la consulta. Mucha gente opinó, votó, participó y la mayoría de ellos no estuvo de acuerdo con la iniciativa, por eso vamos a respetar la voluntad de la gente y no vamos a avanzar con el proyecto", expresó Federico Di Benedetto, subsecretario de Comunicación.

Las mascotas no podrán ingresar a lugares de comida en la Ciudad por elección de los vecinos.

Lo cierto, es que a pesar de que esta propuesta tuvo un resultado negativo, no es la primera vez que el gobierno intenta acercarse a sus vecinos a través de encuestas.

En este sentido, Larreta consultó a los porteños si estaban de acuerdo o no con modificar el horario de apertura y cierre de subte; si acordaban triplicar el valor de las multas por obstrucción de rampas de accesibilidad y si estaban de acuerdo con que las mascotas viajen en el subte junto a sus dueños los fines de semana.