Menu Big Bang! News
Actualidad contra los femicidios

Pollerudos y a mucha honra: cientos de hombres marcharon por NiUnaMenos

Hubo manifestaciones en Buenos Aires, Rosario, Mar del Plata y otras ciudades. Los convocados, vistiendo polleras, recibieron aplausos en la calle. "Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede", decían los carteles.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Distintos grupos de hombres en todo el país marcharon hoy bajo la consigna "Uno más por ni una menos". El dato de color es el que más impacta: como para confirmar su adhesión a la causa, lo hicieron vistiendo polleras.

La consigna de la convocatoria.

"Como hombres, no queremos estar del lado de los distraídos" ante los femicidios, justificó Román Mazzilli, uno de los organizadores, para quien "hoy todos somos mujeres y estamos en riesgo". 

Las marchas, de las redes a las calles.

La otra consigna -"Ponete la pollera si sos hombre"- no dejó dudas. Con esas ideas en mente, las marchas se replicaron en el Congreso de la Nación, Rosario, Mar del Plata, Tucumán, Mendoza, La Plata y Saladillo.

En la convocatoria porteña hubo varios fotógrafos de medios gráficos con polleras. Los convocados recibían expresiones de adhesión de quienes circulaban por las avenidas céntricas.

La convocatoria generó buena respuesta.

Uno de los manifestantes dijo que los hombres se convierten en cómplices cuando “no nos diferenciamos de los violentos y de los indiferentes".

Los carteles eran elocuentes: "Las queremos vivas, libres y felices". "Si tocan a una nos tocan a todos". "Hoy todos somos mujeres". "Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede".

El centro porteño fue uno de los puntos de encuentro.

El año pasado, 277 mujeres y niñas fueron víctimas de femicidios en Argentina, según la asociación civil La Casa del Encuentro. Las estadísticas de 2015 son igualmente desalentadoras: el asesinato de la líder trans Diana Sacayán, cuyo cuerpo apareció el 13 de octubre, había terminado con una semana que tuvo nueve femicidios.