Menu Big Bang! News
Actualidad Por tiempo indeterminado

Por agresiones a un motorman, la línea C suspendió el servicio

La línea C de subtes se encuentra interrumpida por una protesta gremial. Es por tiempo indeterminado, y reclaman contra las agresiones y golpes que recibió un trabajador esta mañana. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La línea C de subterráneos se encuentra interrumpida por tiempo indeterminado debido a una medida de fuerza sorpresiva llevada adelante por los trabajadores. Lo decidieron esta mañana, luego de que agredieran al maquinista de una formación que circulaba con desperfectos técnicos en el sistema de frenado.

El trabajador, Jorge Cáncer, recibió golpes e insultos por parte de uno de los pasajeros enojado.

El episodio de violencia denunciado por los trabajadores ocurrió pasadas las 9 de la mañana, en la estación Independencia de la línea C. Allí, debido a un desperfecto técnico una formación se detuvo y no pudo continuar, lo que provocó el enojo desmedido de los pasajeros contra los trabajadores. 

Las agresiones se registraron esta mañana en la estación San Juan de la línea C.

Según explicó a BigBang el Secretario General de los Metrodelegados, Roberto Pianelli, “el coche venía con fallas y un pasajero le pegó una trompada al conductor”. Por el episodio, el motorman de la formación debió ser internado con un grave corte en la nariz, detalló Pianelli, quien volvió a cuestionar “la falta de mantenimiento” que sufren los trenes “desde que el Gobierno de la Ciudad se hizo cargo del mantenimiento". 

Por el episodio, la línea C se encuentra suspendida por tiempo indeterminado. 

Además, sostuvo que “todos los días” ocurren episodios de estas características. “Es cotidiano que todos los días le peguen a un compañero”, lamentó Pianelli. Las agresiones se registraron en la estación Independencia de la línea C, y por el episodio los trabajadores decidieron suspender el servicio por tiempo indeterminado.

En un comunicado de la empresa concesionaria del servicio, Metrovías repudió la agresión física hacia su empleado: “La empresa trabaja junto al Gobierno porteño para prevenir que este tipo de hechos se reiteren”. También informó que la Subsecretaría de Trabajo realizará una audiencia para que los trabajadores levanten la medida de fuerza gremial.

Por su parte, los Metrodelegados se encontraban realizando una asamblea para definir si continúan o no con el paro por tiempo indeterminado. Y responsabilizaron a la empresa por el desperfecto técnico: mientras el motorman, Jorge Cáncer, aguardaba la llegada de la palanca de frenado de repuesto fue “atacado a golpes”.