Menu Big Bang! News
Actualidad Complicaciones

Por el corte de luz se perdieron importantes investigaciones en la Facultad de Medicina de la UBA

Por la falta de suministro de energía eléctrica, la Facultad de Medicina de la UBA perdió “años de investigaciones”. Muestras y cultivos que estaban guardados en el laboratorio de la institución se descompusieron por la falta de luz que complicó a toda la zona en la semana.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El corte del suministro eléctrico que afectó a Recoleta y a Barrio Norte también perjudicó a la UBA. Luego de estar tres días sin energía eléctrica y por la falta de un generador eléctrico, la Facultad de Medicina perdió cultivos, muestras y kits reactivos que, según aseguran en la institución, llevaron “años de investigación”.

La Facultad de Medicina de la UBA se vio afectada por los cortes de luz

Gerardo Mirkin, el profesor de microbiología y parasitología, habló con Télam y apuntó contra la falta de compromiso de Edesur: “Demoraron dos días y medio en conectar un generador y recién después de un corte de calles instaló un equipo. Hay que denunciar la desidia y la negligencia por los elementos que se guardan en la facultad”.

Y luego agregó: “se perdieron cultivos celulares, muestras extraídas de animales para su estudio, muestras de infecciones virales que llevaba dos o tres años de investigación y kits de reactivos para efectuar análisis que se guardaban a temperaturas bajo cero en refrigeradores”.

A la hora de hablar sobre los cultivos, Mirkin indicó: “Estos reactivos y muestras no son de la facultad, muchos provienen del Conicet y del ministerio de Ciencia y Tecnología que aporta recursos para conseguir estos insumos”.

Edesur confirmó que el problema eléctrico estaba solucionado. 

Para finalizar, el docente, indignado con la situación, confesó: “nosotros nos llevábamos algunos reactivos a nuestros domicilios para poder preservarlos pero las muestras de animales o de infecciones virales no la podíamos transportar porque era muy peligroso”.
Con el objetivo de que esto no vuelva a suceder, los profesores de la institución se reunieron el viernes en una asamblea en la que decidieron iniciativas para que en el futuro “las autoridades de la facultad se pongan a trabajar en la gestión y para implementar un plan de contingencia que incluya al menos tener un generador eléctrico”.