Menu Big Bang! News
Actualidad evacuados y autoevacuados

Por una seguidilla de aludes, hay más de 3.500 personas varadas en Mendoza

Se registraron al menos diez desprendimientos en alta montaña. Afectan a las rutas turísticas que conectan con Chile. En las próximas horas podría normalizarse una situación que también causa problemas con el agua.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Más de 3.500 personas están demoradas por una seguidilla de aludes en Mendoza. Después de las intensas tormentas de ayer, las autoridades debieron cerrar el paso por el cruce Los Libertadores, para evitar siniestros viales.

El gobernador mendocino, Alfredo Cornejo, ya convocó al Centro de Operaciones Provincial (COEP), con el objetivo de trabajar en las tareas de evacuación, de manera coordinada entre las fuerzas provinciales, el Ejército y la Gendarmería.

 

En tanto, el Gobierno aconsejó no utilizar los caminos hacia la alta montaña, ante el peligro latente por el desprendimiento y barro y rocas acumuladas en la ruta, o que se utilice el camino alternativo al Pehuenche, la única vía transitable hacia y desde Chile.

Desde Defensa Civil calcularon que recién dentro de 48 horas se podría habilitar el paso hacia Chile. En diálogo con TN, la vocera del organismo, Silvia Grau, aseguró que “había más de tres mil afectados y muchos autoevacuados en los centros” dispuestos por el gobierno provincial. Además afirmó que no hay heridos por la seguidilla de al menos diez aludes en Mendoza.

Los aludes en Mendoza complican la circulación en las principales rutas turísticas.

PROBLEMAS CON EL AGUA

Desde Aguas Mendocinas informaron que la tormenta de anoche sobre la cuenca del arroyo Las Avispas provocó inconvenientes en los trabajos de producción de las plantas potabilizadoras Luján I y II, por lo que el servicio se encuentra “reducido”.

Los cortes y pérdidas de presión en esas zonas del sur mendocino implican que, de acuerdo a las autoridades, la normalización del suministro "tardará algunas horas".