Menu Big Bang! News
Actualidad La plaza más conocida de Nueva York

Rebusque contra la crisis: se desnudan por una propina en Times Square

Pueden ganar entre 300 y 500 dólares por día por las propinas que les dejan los turistas. Algunos vecinos se quejan, pero se han convertido en una nueva atracción para la zona más concurrida de la ciudad.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Es un emprendimiento redituable que provoca enojo en algunos, pero que permite recaudar hasta 500 dólares por día. Son “las desnudas de Times Square”, un grupo de chicas casi todas latinoamericanas, que se han convertido en la atracción turística de la plaza más popular de Nueva York.

Las Desnudas han supuesto una feroz competencia al resto de estatuas humanas y seres disfrazados que como en tantos lugares frecuentados por los turistas en todo el mundo buscan una recompensa a su originalidad.

El éxito económico de Las Desnudas ha trascendido hasta el punto de que el número de chicas en topless apenas disimulado con el body-paint, que se llevan hasta 500 dólares por día, ha crecido al mismo ritmo que las protestas de algunos vecinos.

Las chicas dicen que así ganan más que como meseras.

Mey Ovalles, una venezolana de 27 años, contó al diario New York Times que consigue unos US$300 aproximadamente en promedi al día, más de los que ganaba trabajando de camarera en Miami. "No hago nada malo porque a la gente le gusta", dice Ovalles al rotativo newoyorquino. "Es como cualquier otro trabajo en otro lugar".

Unos consideran indecente un espectáculo que se pone al alcance de los niños y otros denuncian las riñas y peleas que surgen cuando algunos de los que se retratan se niegan luego a dejar propina. 

"A Times Square viene gente de todo el mundo porque es un poco peculiar y también un poco caótica y hay algo de encanto en eso, pero si se vuelve inseguro y espeluznante se convierte en un problema que tendremos que resolver", señala el concejal Corey Johnson.

Apenas se cubre con el cuerpo pintado.

Técnicamente las jóvenes en topless no infringen ninguna ley. Estar desnudo de cintura para arriba no es delito en el estado de Nueva York, según una sentencia de 1992.

Algunos transeúntes se quejan de que estos personajes los atosigan para recibir una propina y la alcaldía decidió crear un grupo de trabajo para estudiar cómo pueden controlar tanto a superhéroes, personajes y, ahora, jóvenes semidesnudas.