Menu Big Bang! News
Actualidad Funcionario multicondenado

Ricardo Jaime quedó cerca de ir a juicio por enriquecimiento ilícito

El juez ya cerró la instrucción de la causa. Ahora el fiscal debe decidir si está de acuerdo o pide más medidas de prueba contra el ex secretario de Transporte.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El juez federal Sebastián Casanello dio hoy por cerrada la instrucción de una causa contra el ex secretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime y sus allegados por el delito de enriquecimiento ilícito.

Un día después de haber sido condenado a seis años de prisión en el juicio por la tragedia de Once (en una pena unificada con las sentencias previas), Jaime quedó ahora a punto de ser enviado a juicio oral, junto a toda su familia, por haberse enriquecido sin justificación mientras estuvo en la función pública.

Ayer Jaime escuchó la sentencia a metros del padre de una de las víctimas, Paolo Menghini.

La medida alcanza a otros 16 procesados, entre los que están su pareja, sus hijas y su hermano, además de su mano derecha y el hijo de éste, Manuel y Julián Vázquez. 

El ex funcionario junto a sus hijas Romina, Gimena y Julieta, quien también irían a juicio oral.

Ahora, el fiscal Carlos Rívolo, impulsor de la causa, deberá resolver si corresponde elevarla a juicio oral o si quedan medidas de prueba pendientes.

Según la resolución, "en relación a las personas cuyo procesamiento se encuentra firme, considero que es posible avanzar hacia la etapa crítica y por ende conveniente consultar al Ministerio Público Fiscal si estima que están dadas las condiciones para acusar", y "corresponde dar por culminada esta etapa procesal".

El juez Sebastián Cassanello cerró la causa y la mandó a juicio oral.

Jaime -hombre de máxima confianza de Néstor Kirchner y en el Gobierno desde 2003 hasta 2009- se convirtió en el primer funcionario kirchnerista procesado por enriquecimiento ilícito, cuando en abril del 2014 el juez Casanello determinó que no podían justificarse bienes por un valor de 12,5 millones de pesos.

El fiscal Carlos Rívolo deberá decidir ahora si eleva la causa a juicio o pide mayores medidas de prueba.

Entre las propiedades de Jaime aparecen un lujoso jet privado, una veintena de autos, un hotel, departamentos en Brasil y en el barrio porteño de Retiro, casas en countries y hasta medios de comunicación de Córdoba.

Uno de los bienes que tenía el ex funcionario: el yate de US$ 1,4 millones

Para la Justicia, Jaime tuvo como testaferros a su ex mujer, los hijos y padre de ella, su hermano, su jefe de asesores y empresarios ligados al transporte, entre otros.