Menu Big Bang! News
Actualidad

Ríos de agua en las calles de Tandil y Mar del Plata por un intenso temporal

Los intensos vientos y las reiteradas lluvias provocaron la suspensión de clases. Hasta mañana rige el alerta meteorológica.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un temporal con fuertes vientos e intensas lluvias en Mar del Plata y Tandil provocó, ayer y hoy, que las ciudades estuvieran en alerta máxima. Árboles y postes caídos, techos de chapa destrozados y varias calles inundadas fueron algunas de las situaciones que generaron un panorama desalentador.

Ambos temporales comenzaron ayer a la noche y se extendieron durante el día de hoy.

En Tandil las cosas estuvieron dificiles. Desde ayer a las 9 de la noche, hasta hoy a las 15, cayeron 102 milímetros de agua, lo provocó una serie de zonas inundadas, calles anegadas y evacuados. En la ciudad, ese registro fue el más alto para el mes de mayo. Hasta ahora el récord eran los 59 milímetros que cayeron el 13 de mayo de 2002. Y el mayor registro histórico en la ciudad fue el 5 de enero de 2001, cuando cayeron 138 mm.

Lo cierto es que las fuerzas de seguridad se vieron superadas ante la situación, lo que provocó un mayor caos en todos los barrios damnificados. Muchas casas bajo el agua, caos vehícular y evacuados provocó que se suspendieran las clases y que la entrada a muchas calles resulte imposible.

 

 

Debido a la intensidad de la lluvia varias calles quedaron anegados y algunas que bajan de la zonas de sierras se convirtieron en arroyos por un rato, de acuerdo con los reportes de los vecinos. Según dijeron, durante la tarde la mayor parte de las zona anegadas se habían normalizado.

 

 

En Mar del Plata, las cosas no fueron muy diferentes y el mal clima contribuyó a que en varios lugares se cortara el suministro de energía eléctrica, lo que derivó en la suspensión de clases durante toda la jornada de hoy en todos los niveles de enseñanza. Del mismo modo, por disposición de la Prefectura Naval Argentina, las operaciones del puerto fueron suspendidas.

Afortunadamente ninguna persona resultó herida, pero varias familias necesitaron de la ayuda de los equipos de Defensa Civil, los cuales se encargaron de asistir a quienes sufrieron el ingreso del agua a sus viviendas.

 

Por el momento, el SMN mantiene el alerta meteorológico y prevé caída de lluvias intensas y vientos fuertes, que soplan desde el este a 48 kilómetros por hora, aunque hay ráfagas que alcanzan los 80 kilómetros.

 

Hasta el momento se sabe que estas condiciones en las ciudades afectadas se extenderán hasta la madrugada o primeras horas del día de mañana, y atentos ante la situación, se alistaron centros de evacuación ante la posibilidad que algunos vecinos más deban dejar sus casas y buscar techo.