Menu Big Bang! News
Actualidad Ladrones de bicicletas

Robo y misterio: cómo funciona la mafia de las EcoBici porteñas

Esta mañana la Justicia mandó a juicio oral a un joven por el presunto robo de una de las bicicletas que presta el gobierno porteño. La Subsecretaría de Transporte registra alrededor de 80 casos por año. Mirá los videos exclusivos de BigBang.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Al caso del joven que fue procesado por el supuesto robo de una de las bicicletas de EcoBici, el sistema de alquiler gratuito porteño, se le suman nuevos casos llamativos e insólitos de desapariciones de rodados. Si bien existen rigurosos controles, hubo decenas de casos desde que se inició el programa, en 2010.

Nació como un proyecto innovador, imitando la modalidad de transporte de las grandes ciudades europeas y algunas latinoamericanas. Sin embargo, la viveza criolla puede más. Según datos de la subsecretaría de Transporte, la Ciudad es víctima del robo de 80 bicicletas por año del sistema EcoBici.

 

 

Esta mañana se conoció que un joven porteño fue procesado por el supuesto robo de una bicicleta de una de las estaciones. Ezequiel Galli Gollan había denunciado la sustracción de uno de los rodados en noviembre de 2013. Cuando le requirieron explicaciones, dijo que había sido robado. Peor la Justicia no le creyó, ya que la denuncia no fue “debidamente acreditada ante la Policía” ni se informó al Gobierno porteño, por lo que los dichos del hombre de 35 no pudieron ser comprobados.

De todos modos, no se trata del único caso. Desde la estación de EcoBici ubicada en el Distrito Audiovisual informaron a BigBang que a menudo ocurren este tipo de casos, ya sea de robos como “desapariciones”. “No ocurre seguido, pero cada tanto pasa”, reconoció Marcelo, el encargado del sistema.

El sistema se inició en 2010. La “viveza criolla” pudo más: se registran unos 80 robos por año

LA MAFIA, UNA VIVEZA CRIOLLA

Pero el caso Galli Gollan no es el único. En abril pasado, el subsecretario de Transporte porteño, Guillermo Dietrich, brindó algunos detalles de los hechos de vandalismo que sufrió el sistema de EcoBici desde sus inicios. “Que sean robadas era nuestro principal temor, aunque notamos que existe mucho cuidado por parte de la gente”, reconoció meses atrás el funcionario.

Pese a que reconoció los robos, aclaró que se trata de un número “irrisorio”: alrededor de 80 unidades desaparecen por año, de un total de poco más de 850 que se encuentran en circulación. Se trata de menos de diez rodados que desaparecen por mes.

El operador de EcoBici de la estación ubicada en el Distrito Audiovisual contó a BigBang que meses atrás debió ir a retirar una bicicleta a una comisaría en Chacarita, debido a que la Policía la había hallado abandonada en el interior del cementerio. “Tuve que ir a buscarla y hacer los trámites porque soy uno de los encargados. La retiré después de firmar una declaración y la llevé a la estación que correspondía”, contó Marcelo.

UN SISTEMA QUE SE PRESTA

En un principio, el sistema de EcoBicis tenía “bases” donde había operadores que se encargaban de atender a cada usuario, tomar los datos, hacer el registro y entregar y recibir las bicicletas. Pero desde hace meses, la Ciudad sumó algunas terminales que tienen un funcionamiento automático, donde cada usuario debe registrarse previamente con una aplicación, presentar la factura de un servicio público y luego las puede retirar sin mediar con ningún operador.

 
El instructivo del gobierno Porteño.

Pese a que su utilización tiene un límite de una hora, ese plazo se puede renovar. Por medio de una app móvil, los usuarios pueden solicitar la renovación del plazo cada 15 minutos. Por esta razón, al automatizar el sistema se puede volver más sencilla la desaparición.

En México, la viveza pudo más: muchos ponen pequeñas piedras dentro del agujero donde quedan encastrados los rodados. De ese modo, al hacer presión no encastrará, y en el sistema nunca quedará registrada la devolución.

¿QUÉ OCURRE CON LOS ROBOS REALES?

En el caso de sufrir un robo, los usuarios deberán realizar la denuncia policial y presentarla en alguna de las estaciones de EcoBici. En el momento del primer registro para utilizar el sistema, se firma una declaración jurada donde se acepta que la bicicleta es entregada en comodato, y que “la exclusiva responsabilidad de los bienes que se entregan hasta el momento de la devolución” podrá dar lugar a “penalidades al usuario”.