Menu Big Bang! News
Actualidad La difunta es mía

San Juan denuncia a dos artistas por una "Barbie Difunta Correa"

El Gobierno dice que es una marca patentada de la provincia e intimó a dos artistas a que no la exhiban en una exposición, Plastic Religion, que abre el sábado en La Boca. La obra muestra a los muñecos Barbie y a Ken intervenidos como íconos de diferentes credos y religiones. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los directivos del Santuario de la Difunta Correa, en San Juan, intimaron a dos artistas plásticos para que eviten exponer una muñeca Barbie caracterizada como esa santa popular, argumentando que es una marca patentada por el gobierno provincial.

Daniel Rojas, administrador del Paraje Vallecito, donde se encuentra el Santuario al que acuden miles de personas, advirtió que "enviamos una carta documento a los artistas, Marianela Perelli y Pool Paolini, pidiendo que dejen de lado la presentación. Si no lo hacen accionaremos judicialmente contra ellos".

La obra Barbie Difunta Correa. Polémica y amenazas.

"Tenemos que salvaguardar la imagen de la Difunta Correa y la fe de todas las personas que creen en ella. Cuando se ofende la fe, lo artístico no existe", sentenció Rojas ante la iniciativa.

La imagen de Correa en el santuario.

Los artistas plásticos argentinos Perelli y Paolini son los creadores de la muestra Barbie Plastic Religion. El concepto es polémico: adaptan los famosos muñecos articulados Barbie y Kent a iconografías de diversas religiones, como Vírgenes, Jesucristos entre otros, y también de santos paganos como la Difunta Correa y el Gauchito Gil.

Marianela Perelli y Pool Paolini, los artistas denunciados.

La exposición será inaugurada el próximo sábado en un museo del barrio porteño de La Boca.

Arte y fe

La devoción por la Difunta Correa se basa en el mito popular según el cual, hacia mediados del siglo XIX, Deolinda Correa murió de sed en el desierto sanjuanino cuando, junto a su bebé, intentaba seguir los pasos de su esposo que había sido reclutado. Según el relato, la mujer murió de sed y su bebé fue encontrado vivo, amamantándose en su pecho del que aún fluía leche.

Miles de personas peregrinan todos los años al santuario.

Rojas adelantó que viajará a Buenos Aires para estar el sábado en la apertura de la muestra, “acompañado de un escribano para que realice una carta notarial sobre la exposición" a fin de hacer una presentación ante la Justicia.

"Hay muchos comercios y personas que la usan, pero lo permitimos porque entendemos que es por una cuestión de fe". El año pasado, recordó, advirtieron a los artistas sobre el uso de la figura de la Difunta, pero aún así "hacen igual" la exposición, dijo. La acción de Perelli y Paolini "es sólo una cuestión comercial", opinó.