Menu Big Bang! News
San Petersburgo, la villa donde "cortan" un auto en dos horas

Actualidad imágenes del dron de bigbang

San Petersburgo, la villa donde "cortan" un auto en dos horas

Es uno de los asentamientos más peligrosos del conurbano. De 5 a 6 de la mañana, los vecinos lo califican como “tierra de nadie”. Una villa en donde Gendarmería suele ser apedreada, bajo la sombra del narcotráfico.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

BigBang estuvo en San Petersburgo, una de las villas más peligrosas del conurbano bonaerense.

Las imágenes del dron muestran sus caminos internos y pasillos intrincados. También -como suele suceder- la cercanía extrema con casas en donde viven personas de un nivel adquisitivo más alto.

San Petersburgo está en Ciudad Evita, junto a otros dos asentamientos: Villa Palito y Puerta de Hierro.

La ubicación de la villa.

Junto a esta última, “Sanpete” es una de las de mayor peligrosidad en la provincia. Fuentes locales le contaron a este sitio que los delincuentes salen a hacer entraderas o a robar autos. Cuando regresan, los desmantelan en dos horas, apartan lo más valioso para los desarmaderos e incendian lo que “sobra”.

En la zona no entra la Policía Bonaerense. Desde hace poco tiempo sí ingresa Gendarmería, que patrulla San Petersburgo, a veces, bajo algunas apedreadas.

​Los vecinos cuentan que el horario más peligroso es de 5 a 6 AM, cuando entran a “Sanpete” la mayoría de los autos robados. En esas horas, se convierte en una “tierra de nadie” también asolada por el narcotráfico.

auto abandonado

San Petersburgo fue noticia este miércoles, después de que un matrimonio de policías fuera asesinado a balazos durante un asalto en Rafael Castillo, partido de La Matanza.

El oficial Gastón Fernández, de 29 años, estaba guardando su auto en su casa cuando lo abordaron tres asaltantes. Al resistirse, lo mataron de un tiro en el pecho. Su mujer, Beatriz Bringas, una sargento de 30 años, salió de la vivienda, los enfrentó y también murió de un balazo en el abdomen. 

Los delincuentes escaparon en el auto que las víctimas habían comprado hace una semana. En un “operativo rastrillo” que incluyó un tiroteo, la policía detuvo a uno de los ladrones: interceptó el coche robado cuando ingresaba a la villa.