Menu Big Bang! News
Actualidad Delegados de huelga

Sigue el paro en el Sarmiento y genera demoras en colectivos

Los delegados de izquierda realizan un paro en el tren Sarmiento ya que demandan la presencia de policías a bordo de las formaciones y rechazan a los agentes de seguridad privada. La medida gremial genera demoras y malhumor en miles de pasajeros.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El servicio ferroviario de la línea Sarmiento se encuentra en paro y no funcionará durante todo el día de hoy por una huelga de un sector de los guardas del servicio que reclaman la presencia de policías dentro del tren y se rehúsan a aceptar a los agentes de seguridad privada. Esta medida gremial, que ocasiona malhumor, demoras y largas filas para tomar el colectivo, afecta a más de 177.000 personas que usan el servicio a diario. 

El Sarmiento, vacío.

Los pasajeros que utilizan el servicio todos los días aprovecharon las cámaras de TN para quejarse y expresar su bronca: “Tomo el sarmiento todo los días pero hoy no voy a poder llegar al trabajo, no pasa ni un tren, directamente me vuelvo a mi casa", dijo uno de ellos.

El paro de la línea Sarmiento afecta a más de 177.000 personas que usan el servicio a diario.

La seccional Gran Buenos Aires Oeste del gremio Unión Ferroviaria fue la encargada de convocar el paro. En un comunicado expresaron: “la Comisión de Reclamos no ha puesto en duda la política de seguridad como principal eje en el cuidado de los pasajeros, pero esta debe ser de carácter estatal y no de índole privada con fines lucrativos”.

Cerrada la línea Sarmiento.

Del mismo modo, el dirigente gremial Rubén "Pollo" Sobrero indicó: “Nosotros planteamos que necesitamos Policía, Gendarmería y siempre nos dicen que no tiene policías para cubrir el servicio. Cuesta entender, porque la empresa desinforma. Es una empresa de seguridad que contrata barrabravas y estamos teniendo problemas con los usuarios y con los guardas por cómo se maneja esta gente. Queremos que haya policías o gendarmes o gente capacitada”.

En contraposición, el jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, opinó: "La verdad es que me suena más a un pretexto para buscar generar un conflicto, que el conflicto en sí. Cuando las formaciones tenían 40 siglos, los sindicalistas lo toleraban con normalidad".