Menu Big Bang! News
Actualidad Crisis minorista

Sin monedas: se frena la expansión de los súper chinos por caída del consumo

Los supermercadistas asiáticos están en alerta por una caída del consumo en sus comercios que ronda el 10%. La falta de estabilidad en los precios y los aumentos en las tarifas de luz, agua y gas atentan contra la continuidad del sector.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los supermercados chinos analizan la posibilidad de dejar de abrir nuevos locales ante la incertidumbre generada por la caída del consumo, que esos comercios estiman en un 10 por ciento.

Los súper chinos tuvieron una baja del 10% en sus ventas.

"Tiene que haber previsibilidad para seguir trabajando. Hoy tenemos incertidumbre, no sabemos si abrir más bocas. No sabemos qué hacer. Pero hay que seguir apostando al país”, dijo Yolanda Durán, titular de Cedeapsa, una de las cámaras que agrupa a los supermercados asiáticos.

Los comercios asiáticos también se ven impactados por la subas de las tarifas de los servicios.

Además, los supermercadistas chinos se ven imposibilitados de hacer frente a los altos costos de la tarifas de luz y agua. "Antes pagábamos $ 4.000 y hoy nos llegan boletas por 10 mil. Y dicen que el mes que viene va a venir entre 16 mil y 18 mil pesos. Si no pagamos, nos cortan la luz y los productos perecederos se nos echan a perder", se lamenta la directiva. "La luz es imprescindible para iluminar y mantener las heladeras. El Gobierno tendría que mirar un poquitito a los más chicos -refiriéndose a los pequeños comercios- nosotros tendemos a perder”.

La previsión que habla de una caída del 10% de las ventas está apalancada, según Durán, en la falta de estabilidad de precios que hace que los consumidores compren sólo lo necesario. Esto habla de un cambio de hábitos en las compras diarias. "Antes la gente compraba dos artículos de cada producto, ya sea gaseosas o paquetes de fideos, y ahora compran lo justo. Ahora se lleva lo necesario, lo del día”.

Además, se refirió a los precios y la falta de la estabilidad necesaria para que el consumo siga una marcha estable. "No tenemos estabilidad, los productos continuamente vienen con aumentos y por ende tenemos una baja bastante importante del consumo”. Hace poco tiempo atrás, la compra en locales de carnicería o verdulería en el supermercado chino traccionaba el resto de las ventas, algo que actualmente no ocurre, debido al aumento de la carne.

Con este escenario, Durán aseguró que hoy "no tenemos capacidad financiera para hacer frente, para volver a reacomodarnos en los precios para cuando la gente tenga dinero nos vuelva a comprar y gaste más”, concluyó.