Menu Big Bang! News
Temporada 2016: ¿cuánto sale comer en las playas argentinas?

Actualidad Turismo

Temporada 2016: ¿cuánto sale comer en las playas argentinas?

Ir a la playa implica algo más que ir a un lugar de camping y ponerse protector solar. Los gastos controlados colaboran en la estadía.

 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Para aprovechar el día y pasar lo más posible en la playa, las familias más precavidas arman y planifican viandas colectivas. Con la heladera a cuestas llevan tupper, fruta y todo tipo de comida para el hambre playero. Pero también están los que desean comer el menú que ofrecen los paradores y los vendedores ambulantes. Pero, ¿Cuánto vale comer en playa?

Ser precavido ayuda a la economía.

Tanto en Mar del Plata como en Villa Gesell, San Bernardo y Santa Teresita, los valores del plato del día en los distintos restos que se ubican frente al mar ofrecen un menú del día a $150. Aumentan las promos nocturnas pero es posible encontrar opciones para todos los tipos de presupuestos.

Puede tratarse de una porción de tarta, combinada con una ensalada y una bebida sin alcohol, como también un plato de pasta con la bebida y el postre. También se ofrecen platos de rabas por desde $110 y merzula o algún tipo de pescado similar por ese monto.

Se arman filas por los licuados, ua bebida elegida pro todos.

En la temporada anterior los valores estaban por debajo, pero no se notó tanto la diferencia como se creía.

“La gente pelea el precio, no tiene dudas de intentar pagar lo que imaginó para llegar a pasar los días que tiene planeados en la costa”, afirma un camarero de un restó de Villa Gesell.

El clásico choclo no falta en la postal playera.

“La gente tiene planeados los días en la costa

Para los que eligen el choclo, el pancho o tirar a churro y mate, los costos también se modificaron a relación del año pasado. Un pancho en la playa vale $30 y en la peatonal de Mar del Plata por la misma plata se le suma una gaseosa de 600CC. 

Las bebidas en la playa se venden desde lo $35 las gaseosas pequeñas y las aguas grandes desde $40. 

El pancho es el más elegido en la playa. 

El choclo ascendió a $35 la unidad y para los que juntan el almuerzo con la merienda, $60 la media docena de churros tradicionales de Villa Gesell. También venden donas al estilo de Homero Simpson a $50 la media docena. Los licuados para la caída del sol valen $50 pesos y se suman los chipá que son furor ésta temporada, cada uno $30.

Con relleno y sin relleno, para todos los gustos.

Si se saca un promedio de gasto en un grupo de familia tipo de 4 personas, dos adultos y dos menores: una compra de una gaseosa cada uno, más un pancho y un choclo cada uno y un licuado para la tarde, además de una docena de churros si compra todo lo mencionado en vendedores ambulantes:  gasta $720 por día, sin contar alquiler, costo de carpa o estacionamiento. En el caso de ir a un resto abonaría $600.