Menu Big Bang! News
Actualidad Tragedia

Time Warp: el fiscal separó a la Prefectura del caso y sospecha de zona liberada

Sandro Abraldes señaló que Prefectura alegó que no había drogas en la fiesta. "Por eso desplacé a esa fuerza de seguridad de la investigación", explicó.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Después de que se determinara que las drogas habían tenido un rol esencial en la tragedia de la fiesta electrónica Time Warp, en la que murieron cinco jóvenes y varios permanecen internados en grave estado, el fiscal de instrucción Sandro Abraldes se declaró incompetente y la causa pasó al fuero federal, más precisamente a manos del juez Sebastián Casanello. 

"Prefectura tuvo una actitud dudosa.

El fiscal Abraldes fue el primero que intervino en la causa. 

Y esta mañana, en charla con el programa Guetap de FM Vorterix, Abraldes profundizó la teoría de que existió una zona liberada en el predio de Costa Salguero, tal como estaría investigando Casanello. "Fuimos convocados en principio porque había dos personas fallecidas. El argumento de Prefectura es que no había drogas entonces teníamos que intervenir nosotros. Esa fue la primera sospecha que me desató la fuerza de seguridad y por eso la desplacé de la intervención de la investigación", explicó

"Eso se sumó al hecho de que me dijeron que habían hecho controles durante la fiesta y que no habían encontrado nada", agregó el fiscal. "No podíamos empezar la investigación con una fuerza de seguridad que no me daba confianza, al menos en lo que respecta a su actuación durante la noche. Por eso decidimos que interviniera la Policía Federal". Más tarde, en Radio Continental, Abraldes calificó directamente como "dudosa" la actuación de Prefectura

"Yo empecé con la investigación tratando de focalizar distintos puntos, y este punto es un signo de interrogación muy fuerte", subrayó el fiscal indicando que las sospechas de Casanello en relación a la existencia de una zona liberada son acertadas. 

Abraldes también explicó en FM Vorterix que el hecho de que los graves síntomas de los jóvenes comenzaron a desatarse en el lapso de una hora, entre personas que no tenían relación entre sí apunta claramente a que las pastillas fueron adquiridas dentro de la fiesta, algo que también es abonado por testimonios de otros asistentes al evento.