Menu Big Bang! News
Actualidad Carlos Colosimo

Tío de Wanda: "Las nenas sentían una gran admiración por mí, y una me decía papá"

El tío de Wanda y Zaira Nara declaró ante la Justicia. Negó las acusaciones de abuso a las menores y lo atribuyó a un supuesto despecho. En el allanamiento a su casa se encontraron 5 armas de fuego. El hombre no tiene portación. Respecto de las nenas, dijo que una de ellas es “fabuladora” y que lo veían como a un súper héroe. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Carlos Colosimo, el tío patovica de Wanda y Zaira Nara acusado de abuso sexual de dos menores, declaró esta tarde ante la Justicia. Allí negó las acusaciones y explicó el vínculo que lo unía a las dos nenas amigas de su hija, que al momento de los presuntos abusos tenían 9 años. “Sentían una gran admiración por mi; creo que me ven como un súper héroe”.

Carlos Colosimo declaró ante la Justicia en San Isidro y negó todas las acusaciones en su contra. 

Las acusaciones son fuertes: las dos nenas señalan que el fisicoculturista las manoseó por arriba y por debajo de la ropa. Una de las chicas refiere que el hombre la interceptó desnudo al salir del baño, la arrojó sobre la cama y la desnudó por la fuerza, pero que no pudo concretar la penetración porque justo llegó su esposa.

La otra, que el hombre le introdujo un dedo en la vagina por debajo de la malla provocando dolor. Dicen que los abusos se dieron tanto en el domicilio de Colosimo como en el barco “Mirage”, amarrado en el Yacht Club de San Fernando.

El patovica desmiente todo: “Que la intenté violar me parece agresivo hacia mí, muy fuerte; jamás intente violar a esa nena”, dijo en relación a la primera. 

Las menores, amigas de su hija, refieren que los abusos eran en la casa y en el barco, llamado “Mirage”

Sobre la segunda niña, brindó detalles: “Siempre salíamos con las nenas obviamente yo cuidándola, yo con un chaleco a cierre y mi nena también y a las demás por un tema de seguridad les ponía ese chaleco horrible; ese chaleco tiene arriba una manija (...) muchas veces yo las tomaba del chaleco para subirlas y al tirar desde arriba si el chaleco está atado presiona abajo”. Le consultaron cómo se abrocha y respondió con un nudo, que justamente tiene el tamaño de un dedo. 

Dijo que una de las nenas le decía “papá” cariñosamente, y que eso a él no le gustaba. 

Le preguntan a Colosimo cuál era su relación con las menores, y responde que una de ellas -al regresar de unas vacaciones con su mujer y su hija- comenzó a llamarlo “papá”: “Que se entienda cariñosamente. A mi no me gustaba que me dijera papá porque era como si lo estuviera desmereciendo al padre (...) yo creo que tiene una gran admiración hacia mi, me ve como un súper héroe”. 

Colosimo es tío de las hermanas Nara. Wanda dijo: “Si es culpable, que vaya a la cárcel”

Atribuye las acusaciones a una especie confabulación de parte de las menores. Dice que tuvo un conflicto con una de ellas porque un día prometió llevarla a andar en rollers y tuvo que quedarse a limpiar el barco, entonces la nena le respondió: “Me cagaste el domingo”.

También dijo: “Creo que esa  nena es fabuladora. Las compañeritas la conocen por mentirosa”.

Una de las menores declaró que el hombre la quiso violar cuando salía del baño pero que justo llegó la esposa.

En el allanamiento dispuesto por la Justicia al domicilio de Colosimo, en la calle Olazábal 120 del barrio de Boulogne, se encontraron 5 armas de fuego: una Taurus calibre 38, un revólver marca Doberman, un revólver marca Galand 22 largo, un Pasper calibre 22 corto y una Gunther calibre 22 largo.

El implicado dijo que dos eran de él y que las otras eran de su padre muerto, pero que tenía las armas escondidas en su casa por temor a que accediera su hija o las amigas. El fisicoculturista no tiene permiso de portación.