Menu Big Bang! News
Trapitos: crece la guerra playera por los clientes de la costa

Actualidad La otra batalla

Trapitos: crece la guerra playera por los clientes de la costa

Habria 4 mil personas dedicadas a pedir dinero por cuidar autos. Los valores van de 50 a 200 pesos. Mar del Plata y Pinamar son las costas más afectadas. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Donde hay movimiento de autos ellos están. Los trapitos no faltan donde hay concurrencia de público y al igual que en la temporada anterior, los balnearios de la Costa están colmados de su presencia.  Según estimaciones, serían más de cuatro mil y predominan en Pinamar y Mar del Plata.

Habría 4 mil trapitos en toda la costa atlántica.

Las tarifas que exigen van desde 50 hasta los 200 pesos por el presunto cuidado de los vehículos, tal como sucede en distintos barrios porteños.

El conflicto que se presenta es que ante la escasez de turistas y el mínimo movimiento de las familias en zonas céntricas, se producen enfrentamientos por la resistencia al pago del monto exigido. Según informa el titular de la organización Defendamos la República Argentina Javier Miglino, ya son 180 las denuncias por rayaduras en vehículos como método de venganza, además de roturas de vidrios y hasta golpizas.

Los expertos en el tema aseguran que la mafia de los trapitos está arrasando Mar del Plata y Pinamar.

“La mafia de los trapitos está arrasando Mar del Plata y Pinamar, principalmente, aunque también tienen presencia en localidades de toda la costa. Lo cierto es que ya no están en zonas determinadas sino en todas partes” aseguró Miglino, en Diario Popular.

Por otro lado, éste aseguró que el Puerto de Mar del Plata, Punta Mogotes, las playas de El Faro y por supuesto las playas céntricas más concurridas son los puntos clave donde más denuncias se realizaron.  

“El año pasado vine con mi camioneta Amarok a Pinamar. Estacioné temprano, tipo 9 de la mañana frente a un parador de moda. Se acercaron tres trapitos y me pidieron 100 pesos. Les di 50 y les dije que a las 14 cuando volvía les daba el resto. Al regresar había otro grupo de trapitos y tenía los dos espejos rotos de la camioneta y un rayón de punta a punta hecho seguramente con un cúter por la profundidad. Resultado entre chapa y pintura y espejos (el seguro no me cubría semejante vandalismo), pagué 18.000 pesos. Este año dejo la camioneta en la cochera del departamento que alquilé, camino a todos lados o tomo un remís”, contó un damnificado.

Algunos de los damnificados se expresó por Twitter.

“Les di 50 y les dije que a las 14 cuando volvía les daba el resto. Al regresar había otro grupo de trapitos y tenía los dos espejos rotos de la camioneta y un rayón de punta a punta hecho seguramente con un cúter por la profundidad

Por su parte, el abogado Miglino indicó que “el accionar ilegal de los trapitos se debe denunciar siempre al 911. Muchas veces la gente denunciada tiene antecedentes penales o es buscada por otros hechos”.