Menu Big Bang! News
Actualidad CASO MARITA VERÓN

Trimarco vuelve a exigir justicia por su hija

La madre de la joven desaparecida en 2002 regresa a la Legislatura tucumana. Exige que se reinicie el juicio político contra el hombre que dejó libres a los acusados del secuestro. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Carlos Garmendia, abogado de Susana Trimarco, pedirá este viernes que se reinicie el proceso de juicio político para destituir al juez Eduardo Romero Lascano, frenado el año pasado.

Marita, el rostro que aún conmueve al país.

El magistrado es uno de los tres integrantes de la sala II de la Cámara Penal que en un polémico fallo dictado a fines de 2012, dejó en libertad a los acusados de haber secuestrado y obligado a ejercer la prostitución a Marita Verón.

"Si no surge ninguna situación particular, en un máximo de dos meses debería estar terminado el juicio político", explicó Garmendia. En tanto, los otros dos jueces, Alberto Piedrabuena y Emilio Herrera Molina, lograron el beneficio de la jubilación y quedaron al margen del proceso.

Micaela Catalán, hija de Marita, recuerda a su madre junto a su abuela.

La Comisión de Juicio Político había decidido acusar a Lascano por mal desempeño y enviar las actuaciones al jury de enjuiciamiento, pero el juez logró sacar una medida cautelar que frenó todo hasta que no haya un pronunciamiento definitivo. "Ahora la Corte Suprema de la Nación determinó que Romero Lascano no tiene razón y por lo tanto no hay más escusas para demorar este proceso", agregó el abogado.

María Jesús Rivero, empresaria que estaba acusada de ser la autora intelectual del secuestro.

De esta forma, la Corte puso punto final a la acción de inconstitucionalidad que había planteado Romero Lascano y Garmendia sostiene que no hay obstáculo para reanudar el proceso.

Irma Medina, acusada de mantener secuestrada a Marita Verón y administrar su prostitución. 

Sin embargo, Lascano no está dispuesto a enfrentar el Juicio Político y planteó ante la Justicia provincial la inconstitucionalidad del jurado de enjuiciamiento. "Parece que el juez fue adquiriendo las mismas mañas que tenían los abogados defensores en el juicio de Marita y la misma estrategia de demora constante", se quejó.

Los hermanos José Fernando Gómez y Gonzalo Gómez, estaban acusados como partícipes necesarios de la retención de Marita y su sometimiento a la prostitución

Diez de los 13 imputados en el juicio, absueltos en primer instancia por la sala II de la Cámara Penal, fueron posteriormente declarados culpables por la Corte Suprema de la Provincia y condenados a prisión. Los únicos que quedaron al margen de la condena fueron los hermanos María Jesús Rivero y su hermano Víctor, además de Lidia Medina, quien falleció antes de la revisión del fallo.

ESCÁNDALO EN EL JUICIO

La Justicia de Tucumán decidió absolver en 2012 a los 13 acusados por el secuestro de Marita Verón. Para los jueces de la Cámara Penal no se pudo probar que la joven fue secuestrada por una red de prostitución. La lectura del fallo se demoró 4 horas y generó indignación, insultos y estupor en la sala.