Menu Big Bang! News
Actualidad

¿Tumberos zen? Boudou enseñó canto y Nuñez Carmona pintó mandalas

El amigo del ex vicepresidente fue excarcelado y contó como es la vida en el complejo de Ezeiza de los ex funcionarios detenidos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una de los principales problemas en la cárcel es la rutina: qué hacer con la sucesión de horas, que parecen transcurrir todas iguales, sin que el tiempo avance, es una de las preocupaciones de los presos, ya sean los comunes o los más renombrados.

Esa mañana, en una entrevista radial en Radio con Vos, Luis D'Elia aseguró que estaba tomando su paso por la cárcel de Marcos Paz como un "retiro espiritual". Después, hubo más. 

Anoche dejó el Complejo Federal de Ezeiza José María Nuñez Carmona, el amigo del ex vicepresidente Amado Boudou, quien fue excarcelado por decisión de la Cámara Federal, en su composición veraniega.

El empresario dijo hoy a los periodistas que mientras estuvo preso en la cárcel, jugó al fútbol con ex funcionarios kirchneristas presos como Carlos Zannini, pintó mandalas y que Boudou organizó talleres de canto.

Carlos Zannini continuará detenido.
Zannini juega al fúbol y canta tangos.

Núñez Carmona contó que estuvo en el módulo 4 del pabellón 6 en la cárcel de Ezeiza con detenidos con buena conducta y que compartía actividades con internos de otro pabellón. 

En su equipo de fútbol estaba el detenido ex secretario Legal y Técnico de la Presidencia en el kirchnerismo, Carlos Zannini. "Era el goleador del equipo", destacó.

Además, remarcó que el ex funcionario kirchnerista preso con preventiva por supuesto encubrimiento de los iraníes prófugos por el atentado a la AMIA es un "gran cantante de tangos".

Boudou organizó tallares de canto en la cárcel.

En cuanto a Boudou, subrayó que organizó talleres de canto entre los reclusos pero remarcó que ninguno de los dos pudo trabajar en el penal porque no están ni procesados ni condenados.

Al contar cómo era la rutina diaria, detalló que a las 8 se abría la celda y podía ir a un salón de usos múltiples en el que sólo veía el cielo a través de una reja.

Tras realizar las tareas diarias de aseo personal y de la celda, había distintas actividades como pintar mandalas y estiramiento, entre otras actividades para cubrir la rutina. 

En lo referido a la causa judicial en su contra, reiteró que no compró la empresa Ciccone Calcográfica ni puso "plata" propia en ella, en declaraciones a medios periodísticos en el tercer piso de los Tribunales de Retiro, en las que, distendido, hasta remarcó que en la cárcel le bajó el colesterol.

Nuñez Carmona dijo que en la cárcel le bajó el colesterol.

Además, remarcó que Boudou no tenía vínculo con otro procesado en el caso por Ciccone Calcográfica, el ahora imputado colaborador Alejandro Vandenbroele y que la relación era con él.

Núñez Carmona concurrió a la secretaría del juez federal Ariel Lijo que lleva las causas en su contra para notificarse allí de la excarcelación concedida por la Cámara Federal.

Al terminar ese trámite, el supuesto testaferro del ex vicepresidente brindó detalles sobre sus días en la cárcel de Ezeiza junto a Boudou y otros detenidos como Zannini, el empresario Cristóbal López y el ex secretario de Obras Públicas José López.

Nuñez Carmona relató que a Boudou lo conoce desde los 7 años y tienen un vínculo de "toda la vida". Durante su estadía en la cárcel, se lo cruzaba en actividades compartidas, ya que estaban en pabellones diferentes mientras que con Zannini el trato fue diario, remarcó.

Carmona también estuvo con José López.

También contó que un día, en el acto por el Día de la Soberanía Nacional que se hizo en el penal el 20 de noviembre, se cruzó con otro detenido, empresario como él, Lázaro Báez, pero no intercambiaron palabra.

Sobre Cristóbal López, preso por defraudación a raíz de la evasión del impuesto a los combustibles en su petrolera "Oil Combustibles", el procesado por supuesta asociación ilícita y lavado de activos contó que lo vio sólo un día en el campo donde juegan al fútbol.

También se cruzó a José López, preso desde que fue sorprendido escondiendo bolsos con 9 millones de dólares en un monasterio en General Rodríguez, recordó.

Y sobre la manera en que él y Boudou se enteraron de la excarcelación concedida por la Cámara dijo que él miraba televisión en el salón de usos múltiples y escuchó la noticia. Boudou estaba en la peluquería del penal, por lo que, mientras le cortaban el pelo, le dio la noticia.

El ex vicepresidente recibió ayer en la cárcel la visita de su pareja, Mónica García de la Fuente, quien a fin de mes dará a luz mellizos.