Menu Big Bang! News
Actualidad “No hay novedades"

Tunante II: La esperanza de un milagro y una búsqueda renovada

Los cuatro tripulantes que partieron desde San Fernando hacia Río de Janeiro hace 13 meses son buscados por un equipo de 17 personas entre amigos, familiares y colaboradores. Los comenzarán a rastrear por tierra también. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ayer, 5 de octubre, fue el cumpleaños número 64 de Jorge Benozzi. Oftálmologo reputado, es uno de los cuatro tripulantes del Tunante II, el velero que desapareció el 22 de agosto de 2014 cuando iba rumbo a Río de Janeiro. Había salido desde puerto de San Fernando.

Además de Benozzi, en la embarcación viajaba su yerno, Mauro Cappuccio; su amigo de la infancia, Horacio “Mono” Morales; y Alejandro Vernero, cardiólogo y ex compañero de la Facultad.

Cuatro compañeros de travesía que siguen sin aparecer; cuatro personas que son buscadas con ahínco por sus amigos, por sus familiares y por profesionales que trabajan ad honorem para encontrarlos. En total, el equipo de búsqueda está compuesto por 17 personas. 

Luana Morales es hija de Horacio. A pesar de que transcurrieron 1 año 1 mes y 13 días desde la última comunicación con su padre y el resto de la tripulación, la esperanza de hallarlos con vida no se pierde.

“No hay novedades. Seguimos trabajando en la búsqueda. Ahora estamos tratando de articular con el Ministerio de Seguridad para empezar a buscar por tierra”, confirma. “Estamos en contacto con la Medialuna Roja (que es como la Cruz Roja pero en las costas de África), o embajadas o tratar de encontrarlos en islas deshabitadas. Por eso estamos en contacto con ellos y estamos tratando de hacer ese convenio con el Ministerio”, explica.

El verbo que más se repite en la charla es “tratar”. Vale aclarar que si bien el Ministerio de Seguridad se comprometió a recibirlos, por el momento dicha reunión no se concretó.

Giovanna Benozzi y Luana Morales, hijas de Jorge Benozzi y de Horacio “Mono” Morales. 

BigBang: ¿Hubo casos de personas que hayan sobrevivido tanto tiempo?
Luana: Sí, hubo, pero es cierto que estamos entrando en un tiempo límite por el tiempo que llevan. Por eso tratamos de buscarlos por tierra. En el agua se sigue haciendo el mismo trabajo, pero no es fácil por la superficie que abarca. Enviamos más de 350 notificaciones a buques y la mitad de ellos recibieron esa notificación. También estamos tratando de concretar un acuerdo con una universidad para obtener imágenes satelitales. 
BigBang: ¿Sos creyente?
Luana: No soy creyente. Me apoyo en otros casos y en la investigación que estamos haciendo sobre posibilidades concretas. 

Esta foto, con la cara de los cuatro tripulantes, se difundió para tratar de hallarlos con vida. 

Después de 408 días sin certezas, las fuerzas siguen intactas. A veces. Otras, como es lógico, se puede llegar a flaquear. Pero cómo pedirle a Luana que deje de esperar a su padre, o a Giovanna Benozzi que deje de confiar en que su papá y su pareja van a volver. Sobre todo cuando no saben qué pasó.

Luana: ¿Hasta cuándo vamos a buscar? La búsqueda es difícil de determinar por tiempo. Sé que estamos manejando tiempos limites ya. Como no tenemos certeza de qué es lo que pasó estamos tratando de cubrir todas las áreas. 
BigBang: ¿Se puede volver a una “normalidad”? ¿Se puede retomar la vida?
Luana: No volvés nunca a la normalidad. Hoy mismo es el cumpleaños de Jorge. Hay altibajos. Hay días en que podés hacer algunas cosas y volver al trabajo. Hay días en que no. Nosotras nos apoyamos mucho en el equipo de trabajo. Ellos nos permiten de alguna manera “descansar” y poder pensar en otra cosa. Aunque sea un rato.