Menu Big Bang! News
Actualidad sin paz

Uber día 1: se inscribieron más de tres choferes por minuto

La aplicación que permite contratar viajes en auto en forma privada debuta en Argentina con gran polémica. Mientras 5 mil personas se anotaron para ingresar al sistema, un grupo de choferes descargó insultos y piedrazos contra los responsables.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El inminente desembarco en Buenos Aires de Uber, la aplicación para contratar viajes privados en auto desde un smartphone, está generando impacto y polémica a niveles inéditos. Mientras se multiplican los testimonios a favor y en contra, dos noticias marcaron parte de lo que se está jugando con la llegada de la empresa al país.

Por un lado, se supo que la app que ya llegó a 400 ciudades de todo el mundo cosechó nada menos que 5 mil candidaturas para convertirse en chofer durante su primer díaSon casi 3,5 personas por minuto.

Por el otro, algunos taxistas que ven amenazada la continuidad de sus trabajos respondieron con violencia. Mientras en el Hotel Castelar avanzaba la convocatoria para quienes cumplieran los requisitos (ser mayor de 21 años, tener licencia de conducir y un automóvil en condiciones), un grupo de choferes insultó y tiró piedras contra los vidrios del salón en donde se hacían las capacitaciones.

Los taxistas protestaron contra la plataforma.

"Estos son ladrones que vienen a robar el mercado. Que no juegan con mismas reglas", gritaba Alberto Rodríguez, secretario de la Asociación de Taxistas de Capital.

el funcionamiento

El sistema se basa en el carpooling (compartir autos) pero no es gratuito: conecta al conductor con el pasajero y Uber se queda con un porcentaje del viaje.

Uno de los puntos fuertes es su tarifa, más baja que las de los taxis tradicionales. Los choferes argumentan que la competencia es desleal porque los taxis pagan impuestos que los autos particulares evitan.

desembarco inminente

Aunque no está confirmado el día en que el servicio empezará a funcionar, desde Uber anuncian que es "inminente" y que la intención es ampliar el servicio a otras ciudades del interior del país.

En esta polémica falta la palabra de un actor clave. Hasta ahora, ni las autoridades de transporte de la ciudad ni las de Nación avisaron si permitirán o no el servicio.