Menu Big Bang! News
Actualidad susto en la costa

Un desvanecido y cinco afectados por un rayo en Monte Hermoso

Un hombre de 53 años fue internado tras ser alcanzado por una descarga eléctrica en pleno centro de esa localidad. Lograron reanimarlo y está fuera de peligro. Otras personas recibieron asistencia por el fenómeno.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El susto volvió a la costa. En Monte Hermoso, un rayo cayó sobre la playa en plena tormenta eléctrica y alcanzó a un hombre de 53 años, que fue trasladado al hospital, donde los médicos lograron reanimarlo. Se desmayó producto de la descarga.

El hecho ocurrió este mediodía en pleno centro de Monte Hermoso, en el parador Guardalavaca. El hombre nadaba, a pesar de las advertencias por una fuerte tormenta eléctrica que afectó a esa localidad balnearia, cercana a Bahía Blanca.

Según informó el sitio La Brújula 24, el accidentado ingresó al hospital Ramón Carrillo, ubicado a minutos del centro, con un importante cuadro de hipotermia y dos marcas circulares en las piernas. “Eran heridas como de un impacto eléctrico”, aseguraron los expertos.

El director del hospital, Pablo Vera, aclaró que el herido “casi se ahoga” y “tragó mucha agua”, pero sostuvo que se encuentra fuera de peligro. “Ahora se está compensando”, indicó el médico.

En pleno centro de Monte Hermoso, fueron heridas varias personas por la caída de un rayo.

otros cinco afectados

Por el episodio, Vera también informó que hubo otras cinco personas que debieron recibir asistencia con heridas similares, pero señaló que todos se encuentran fuera de peligro. Una mujer de 35 años que caminaba en la orilla con su pequeña hija de tres, una embarazada de 31, y dos hombres de 57 y 71 resultaron heridos durante la tormenta eléctrica.

“Manifestaron haber sentido electricidad en el cuerpo, pero están todos bien afortunadamente”, sostuvo el director del hospital.

El episodio de Monte Hermoso ocurrió a poco más de dos años de la tragedia de Villa Gesell, donde cuatro personas murieron tras ser alcanzadas por rayos en el balneario Afrika, ubicado a diez cuadras del centro. Desde entonces, las medidas de prevención se profundizaron en la Costa Atlántica.