Menu Big Bang! News
Actualidad Un 73% desconoce qué está bien y qué mal

Viveza criolla: ocho de cada diez argentinos vive fuera de la ley

Una encuesta presentada ayer durante las jornadas del coloquio de IDEA reveló las percepciones de los argentinos sobre la legalidad, constitucionalidad y el respeto por las normas de convivencia.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Por desconocimiento, por impericia o desinterés. No importa ni el orden, ni los motivos. La conclusión de un estudio presentado durante una de las charlas del coloquio de IDEA en Mar del Plata señala que el 80 por ciento de los argentinos vive fuera de la Ley. Según la encuesta, además, un 73 por ciento de los consultados cree que no hay consenso social sobre lo que está bien o mal.

El 74% de los encuestados cree que los políticos son los que más violan la ley.

“Ocho de cada diez argentinos consideraron que vive al margen de la ley y se define como transgresor o desobediente”. Con esas duras cifras, el director regional del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral, Daniel Zovatto, graficó la situación institucional del país, en medio de un panel que abordaba la relación de los argentinos con la Ley”.

Según la encuesta, el 83 por ciento dice que los argentinos son transgresores de las leyes.

Se trata de una conclusión alarmante. Sobre todo si se tiene en cuenta que, más allá de que un 80 por ciento se encuentran al margen de las normas, un 73 por ciento considera que en la Argentina no existe un consenso social respecto de lo que está bien o mal. Y peor aún: el 43 por ciento de los argentinos señala que estaría dispuesto a ir contra lo que se dispone en una ley en caso de considerar que tiene razón.

La mayoría de los encuestados responsabilizó al poder judicial por no penar las malas conductas.

En este sentido, uno de los panelistas, el abogado constitucionalista Antonio María Hernández, opinó que la Argentina “vive una anomia antidemocrática”. Sus palabras se sumaron a la conclusión de Zovatto, que había manifestado que el país “apoya la democracia”, aunque destacó que se “caracteriza por una anomia republicana”.

DATOS CRUDOS Y DUROS

Los datos presentados ayer por Zovatto se encuentran incluidos en la Segunda Encuesta sobre Cultura Constitucional, elaborado en base a mil casos en todo el país. Sólo el uno por ciento consideró que se respetan las reglas básicas para una buena convivencia social. Al ser consultados sobre el respeto por las leyes y la Constitución, un 79% respondió que “Argentina es un país que vive la mayor parte de tiempo al margen de la Ley”, mientras que sólo un 18 consideró que es un país donde se respetan las normas.

Para los consultados, los políticos, los funcionarios, jueces y abogados son los que más violan las leyes

¿POR QUÉ SE VIOLAN LAS LEYES?

El estudio arrojó varios datos que podrían ser una alarma: la mayoría responsabilizó por la violación de leyes al “mal funcionamiento de poder judicial”, mientras que un 17% apuntó contra el “mal sistema de castigos”. Un 11% explicó que existe un desconocimiento de leyes.

Lo grave, además de violar normas, es que el 73 por ciento desconozca el límite entre qué está bien y qué mal

En este sentido, el 83 por ciento de los ciudadanos considera que los argentinos son transgresores o desobedientes de la ley. Sin embargo, hay un dato llamativo: aunque consideran que existe transgresión, el 80% dijo que sí respeta la Constitución, y que los transgresores son los demás.

La cumbre de empresarios y dirigentes políticos contó el miércoles con la presencia de Daniel Scioli, ayer con Sergio Massa y hoy se espera la participación de Mauricio Macri y Margarita Stolbizer.