Menu Big Bang! News
Actualidad Maras escapadas

Vuelve la polémica: escaparon dos maras del zoo y una murió atropellada

La polémica recrudece cada vez con mayor frecuencia. Esta mañana se escaparon dos maras, una de ellas murió atropellada por un vehículo cuando cruzaba avenida Santa Fe. La semana pasada murió una jirafa bebé. Los empleados pintan un panorama negro y pronostican más muertes. ¿El zoológico debe permanecer abierto?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El zoológico sigue en estado crítico. A la muerte de Esperanza, la jirafa bebé que murió la semana pasada, hoy se le suma un nuevo episodio: dos maras se escaparon, una de ellas murió atropellada por un vehículo cuando cruzaba la avenida Santa Fe mientras que la otra logró ser recapturada por los empleados del zoológico dentro del Jardín Botánico.

Dos maras se escaparon del zoo, una fue recapturada y la otra murió atropellada. 

El hecho ocurrió a las 10 cuando los empleados abrieron las puertas del Zoológico y dos maras escaparon por la puerta que da a Plaza Italia y, al ser vista por un transeúnte, "quiso agarrala por lo que volvieron a escapar sobre la avenida", dijo a Télam Leonardo Fulco, empleado del Zoo. Y precisó: "Utilizando una red con un aro logramos atraparla cuando se metía dentro del vivero que hay en el Botánico, tras lo cual la llevamos a un Hospital Veterinario para constatar que no tuviera lesiones", resaltó.

La semana pasada murió la jirafa Esperanza, que había nacido 13 días antes. 

El zoológico cuenta con una población de entre 200 y 250 maras, que es una especie autóctona y se parece a una liebre y, a raíz de que son dóciles e inofensivos, se los deja libre en el parque. "Siempre que se abre la puerta de entrada se acercan las maras habrá que tener mas cuidado ya que son animales muy inquietos y asustadizos", destacó Fulco. "Fue un hecho lamentable cuando salimos a buscarlas no habían hecho ni cien metros pero cruzaron la avenida y una de ellas fue atropellada y murió".

Empleados denuncian hacinamiento, malas condiciones y muerte de animales. 

Los empleados del Zoo porteño denuncian un estado de abandono e indefensión que provoca hacinamiento, infraestructura deficiente y muerte de animales. A la muerte de la mara atropellada y la de la jirafa bebé la semana pasada se le suman la del oso polar Winner, la jirafa Lara y dos lobos marinos. En la legislatura porteña se están tratando diversos proyectos para transformar al zoológico en un “Jardín Ecológico”; Y la polémica se reaviva: ¿deben existir los zoológicos o deben ser cerrados y reconvertidos?