Menu Big Bang! News
Actualidad Ladrones son fanáticos de Breaking Bad

Walter White, el nuevo Gauchito Gil de las bandas narcos

Un presunto narcotraficante acusado de vender éxtasis admira al personaje de la serie. Otros casos de adoración al narco de ficción. Mirá el video de la transformación de Heisenberg.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

 


Walter White es una especie de Gauchito Gil para algunas bandas”, revela un ladrón de bancos. La realidad parece darle la razón: el protagonista de la serie Breaking Bad es admirado por narcos y asaltantes que emulan su figura como si fuera el santo pagano del delito. El ejemplo más reciente es la banda integrada por 13 narcos que quería vender éxtasis en fiestas electrónicas.
Fueron detenidos en San Isidro, donde uno de los miembros del grupo criminal estaba con una remera con la cara del profesor de química que mutó en peligroso narco y hasta cambió su nombre por el de Heisenberg.
El presunto jefe y organizador de la banda era DJ. Él y sus cómplices organizaban fiestas electrónicas privadas en quintas y terrazas de edificios donde vendían la droga sintética que elaboraban en su búnker de Olivos, en Vicente López. 
Se cree que querían comercializar éxtasis en el festival Lollapalooza, programado para el sábado y domingo próximos en San Isidro. 
En los allanamientos hechos por orden del juez federal Sergio Torres se secuestraron 12.000 dosis de éxtasis, que vendían a 200 pesos cada una. También se decomisó material para la elaboración de otras 50.000 pastillas. 
No es el único caso en que los ladrones demuestran su fanatismo por la serie que fue furor en el mundo. En enero de 2014 detuvieron a dos delincuentes que intentaban hacer un boquete en el banco Santander Río de Monte Grande, situado en la misma manzana que la comisaría 1a de Monte Grande y una sede de la Municipalidad de Esteban Echeverría. 
Los policías se encontraron con un túnel de siete metros de extensión. Los ladrones quedaron a diez centímetros de la entrada del banco. La Policía secuestró taladros neumáticos, picos, palas, soldadoras, medidores de oxígeno, carretillas y barreta. Y hallaron dos casquitos con la imagen de Heisenberg. “Creemos que con eso pensaban tapar las alarmas volumétricas”, dijo una fuente policial.