Actualidad Historia conmovedora

Los 45 familiares de un submarinista que viajaron miles de kilómetros por la búsqueda

Los papás, hermanas, abuela, tíos, primos y amigos del cabo primero Daniel Alejandro Polo llegaron a la Base Naval provenientes de Jujuy y otros puntos del país. Dejaron sus trabajos, estudios y actividades. Detalles de un periplo emocionante.  

La búsqueda del ARA San Juan deja historias conmovedoras en el camino. Entre ellas, la de la familia del cabo primero Daniel Alejandro Polo, uno de los nueve jujeños que integra la tripulación del submarino desaparecido hace 15 días.

Para los Polo y Gutiérrez la distancia no es un problema: 45 familiares del tripulante de 31 años dejaron sus trabajos, estudios y actividades para viajar a Mar del Plata desde distintos puntos del país. Lo hicieron para estar “más cerca” de Daniel y acompañar a Verónica Lazarte, esposa del submarinista, y a sus dos hijas, Mía y Renata.

La familia de Daniel Polo, en la Base Naval Mar del Plata.

El periplo hacia la Base Naval Mar del Plata se inició desde Sarandí, provincia de Buenos Aires, el viernes 17 de noviembre, cuando los padres del tripulante, Daniel Polo y Margarita Venticola, partieron hacia la Costa. Por aquellos días, la Armada hablaba de falta de comunicación entre el continente y el submarino, y la explosión en la sala de baterías era sólo una hipótesis que nadie suponía, o que se ocultó. 

La noticia conmovió a toda la familia. Gisela Polo, hermana de Daniel, dejó su curso de enfermería en Buenos Aires y se trasladó hasta la ciudad balnearia. Isabel Vilca, media hermana de Daniel, hizo lo propio y en pocas horas arribó a la Base Naval. Durante el fin de semana del 18 y 19, tíos, primos, sobrinos y amigos se harían presentes en el lugar. No todos pudieron coincidir en Mar del Plata, aunque el número es impactante: desde que poco y nada se sabe del ARA San Juan, 45 familiares y amigos de Daniel caminaron por la base.

Cabo primero Daniel Alejandro Polo.

Entre las historias, la de Eva sobresale. Eva Beatriz Gutiérrez tiene 85 años, y algunas dificultades físicas. La abuela de Daniel sabía que tenía por delante un viaje de más de 2.000 km para trasladarse desde Libertador General San Martín, Jujuy, hasta la Base Naval. Nada importó. El viernes 24 de noviembre a las 18.30 ya se encontraba en Buenos Aires y a las 10 de la mañana del sábado, en Mar del Plata. Fue en busca de las últimas novedades acerca de las tareas de salvataje de su nieto y sus compañeros.

El financiamiento del viaje no fue simple. Juana Gutiérrez, tía de Daniel Polo, explica a BigBang que intentaron obtener ayuda económica de Cecilio Salazar, intendente de San Pedro, para costear el pasaje, o parte de él. “Nos dijeron que no podían pagar el pasaje de Eva porque no era familiar directo”, sostuvo con indignación. A pesar de esto, Eva partió hacia la Capital Federal junto a Rafael Medina, esposo de Juana, en un colectivo que se trasladaba a Buenos Aires repleto de comerciantes de ropa en busca de mercadería. El precio final fue de $2000, sólo ida, para ambos.

En Buenos Aires los esperaba Norma Polo, tía de Daniel, e hija de Eva. Los tres partieron rumbo a Mar del Plata un día después.

La familia recuerda a Daniel como lo que es, un “pibe diferente”. Lo definen como un excelente papá, sobrino, nieto, primo y amigo. “Su sonrisa, su mirada, era algo especial”, cuenta emocionada una de sus tías, Juana Gutiérrez, quien ofició de portavoz de la familia para este artículo. “Para nosotros es un golpe terrible, estamos prendidos a la televisión para ver si hay una buena noticia, nos conmueve esto pero tenemos esperanza, las esperanzas se renuevan día a día”, narra. 

La búsqueda del ARA San Juan mantiene en vilo al país.

La lista de familiares –entre quienes estuvieron y están en Mar del Plata- es extensa. Además de los ya mencionados apellidos, se hicieron presentes en la Base Naval tíos de Daniel, como Ana, Norma y Ernesto Polo, y otros más por parte de Margarita: Leonor, Alicia, Mónica, Matilde, Catalina y Julio Venticola. En esta categoría familiar también debe sumarse al “tío” Raúl Medina, marido de Juana, quien abandonó sus responsabilidades y acompañó a la abuela Eva hasta Mar del Plata y a Yolanda Molina, hija de Gladys Gutiérrez.

Los primos de Daniel no quisieron ser menos y se trasladaron en cantidad. Claudio Azurmendi (hijo de Norma Polo), Daniel Mendoza, Camila Gutiérrez, Érica Gutiérrez, Micaela Azurmendi, Rocío Abadía, Milagros Azurmendi, Santiago Polo, Federico Venticola y Eva Azurmendi, se apostaron en Mar del Plata con la esperanza de recibir buenas noticias sobre Daniel. Esperanza que, dicen, continúa más firme que nunca.

Daniel Alejandro Polo, junto a su familia.

La lista continúa con los primos segundos de Daniel, hijos de una hermana de Eva Gutiérrez. Entre ellos se encuentran Nely Delgado, Diego Beltrán y Alejandra Molina. Incluso, una sobrina del joven submarinista, Morena Venticola, también estuvo allí.

La familia Polo recorrió miles de kilómetros hasta Mar del Plata.

Los amigos del tripulante no podían quedar afuera de esta historia. Jorge y Norma Peloq, Cecilia Gómez, Luis Gómez, Elvira y su esposo y Alejandro Vázquez, viajaron hasta Mar del Plata.

Postal de la búsqueda del ARA San Juan. 

Todos y cada uno de ellos utilizó sus propios medios para viajar. Ayer, Antonia, hermana de Daniel, llegó a Mar del Plata proveniente de Salta. Fue la última en sumarse a esta movilización que mañana encontrará un nuevo capítulo: familiares que estuvieron la semana pasada en la Base Naval y debieron regresar a sus ciudades, emprenderán un nuevo viaje a la Costa para pasar el fin de semana junto a los padres y la esposa de Daniel. Se hospedarán nuevamente en la Base Naval y en el Hotel Antártida.

La familia cree. Tiene la esperanza de que los tripulantes del ARA San Juan volverán a casa y que Daniel podrá estar presente en el primer cumpleaños de Renata, la pequeña que el 15 de diciembre cumplirá un año de vida.

ver más