Show

Además de bisturí, sudor de rana y ayuda espiritual: la receta chamánica de Leo García

El cantante aseguró que, además de operarse, logró un cambio físico y psicológico gracias a la ayuda de un chamán.

Hace algunas semanas, Leo García sorprendió a todos en las redes sociales con un cambio totalmente radical en su figura. Sin embargo, además de operarse el rostro y verse mucho más delgado, el cantante aseguró que su transformación en realidad tiene que ver con un nuevo estilo de vida que logró gracias a un método ancestral.

Leo García confesó que cambió su vida con una medicina ancestral.

Sentado en el living de Intrusos, el artista contó que en 2015 dejó de lado los excesos, entre ellos el alcohol y la marihuana, y que desde ese momento, se dio cuenta que quería vivir con tranquilidad.

"A mi me sirvió mucho la buena vida. Yo fumaba marihuana todos los días, entonces empecé un tratamiento que se hace con el sudor de las ranas y eso me ayudó muchísimo. También hice un tratamiento con un psicoterapeuta que me ayudó a dejar definitivamente la droga. Ese fue un cambio en mi carrera", sostuvo, y aclaró que su manager lo ayudó a darse cuenta de que no tenía una vida sana.

 

En relación a esto, aclaró que ahora sale a correr todos los días, y que su forma de comer se ajustó a una dieta vegana. Del mismo modo, aseguró que su entorno cambió mucho, y que todos los amigos que salían con él durante la noche, dejaron de frecuentarlo, mientras que los que verdaderamente lo querían, siguen junto a él.

"Sólo me operé la nariz, nada más. adelgacé muchísimo, y el pelo me lo cuido mucho, tomo pastillas para mantenerlo. Yo no me puedo subir a un escenario si soy un impresentable. La música pop te exige un cambio", aclaró.

 
 

"Yo creo en la persona que toca fondo. Soy un ser muy emocional y me deprimía, vivía mal. Hoy soy feliz, lo bueno es que aprendí a pilotear mi destino", dijo y declaró que recién ahora, logró ya no tenerse miedo a sí mismo.

 

Por último, acerca de la terapia que inició, contó que se trata de una medicina que ayuda a quienes sufren de adicciones y problemas de depresión. "Se aplica con una leve quemadura, uno tiene que tomar dos litros y medio de agua y te agarra una pequeña convulsión que lo que genera es que vomitás el agua y eso te limpia todo", confesó.

"Es una medicina muy buena, y con usarla una sola vez basta porque te va cambiando el rumbo. Es una purga y se hace con un chamán especializado", dijo por último.

ver más