Gran Hermano Cumbia

El sueño del pibe: Brian Lanzelotta llegó al Gran Rex

Entró al reality para consagrarse, y lo logró. Marian Farjat, en la platea. La nota quer no fue.

Era un joven que vivía en La Tablada y soñaba con convertirse en un famoso cantante de cumbia. 
Brian Lanzelotta celebra cumplir cada uno de sus sueños. Ayer por la noche se adueñó del escenario del Gran Rex y al ritmo de los alaridos de sus fanáticas cantó sus hits y presentó su primer álbum. No pudo contener su emoción ante ellas y agradeció el apoyo del público.
Brian. feliz junto a su público.
"Tengo muchas emociones, no las puedo expresar. Es un orgullo para mi de haber explotado en tan poco tiempo como artista poder llegar a este lugar, en donde pasaron tantos artistas grandes", contó de su camarín, donde esperó que llegue la hora para salir a cantar.
"Es un orgullo para mi de haber explotado en tan poco tiempo como artista
Luego de participar del reality show Gran Hermano, inició sus giras y presentaciones en distintos boliches. En poco tiempo aumentó su popularidad y llegó a colmar por completo el Gran Rex. 
Con emoción y ganas de agradecerle al público su afecto, Brian preparó varias sorpresas: versiones especiales de sus hits; covers y un despliegue de luces y bailares que enmarcaron el show. "Gran parte de que yo esté acá se lo debo a la gente. Desde que estoy en Gran Hermano se lo debo a la gente", sostuvo.
No podía faltar la compañía de Marian Farjat, que además de ser su novia, estuvo como notera a cargo de la cobertura de lo que sucedía detrás de escena para el programa Pasión de Sábado. A los besos y mimosos, pasaron un tiempo a solas en el camarín en la previa del show.
Brian y Marian a los besos antes de salir a cantar.
Brian cantó durante más de dos horas y no faltó una versión especial de su hit "Mentiras de madrugada". Este tema le trae muchas alegrías, ya que en menos de una semana casi llega a las 100 mil reproduciones en Youtube. Además, en medio de su recital se inició la preventa de su disco y el viernes se lanza en todo el país. 
El disco de Brian sale a la venta el viernes.

LA INTIMIDAD DEL SHOW 

Las fans viajaron desde distintos puntos del país para verlo. Hicieron la cola desde temprano y cantaron cada una de sus canciones. En la puerta del teatro se vendían vinchas con el nombre de Brian como también pósters con imágenes de cuando estaba en la casa de Gran Hermano. 
Sin alejarse ni un segundo, Marian estuvo detrás del escenario mirando de cerca cómo su media naranja cantaba y bailaba para sus seguidoras. Las idas y vueltas de la pareja, al parecer, los ayudaron para hoy estar más unidos y con menos peleas. 
Al terminar el show, Brian se reunió con un grupo de fans que accedieron a una cena exclusiva con su ídolo. Firmó autógrafos y se sacó fotos con cada una de ellas. Marian intentó hacerle una nota para BigBang pero un llamado telefónico lo interrumpió y ella se rió de él por ser "un chico ocupado"
Luego de esta gran noche el joven humilde de barrio convertido en parte de la movida tropical se prepara para la próxima gira de verano. 
ver más