Gran Hermano AGRADECIDO

Mauricio: "No fui a buscar fama a GH, fui por el dinero para mi hermano"

El ex hermanito habló con BigBang. Mientras decide qué hacer de su vida, sin pensar en la fama repentina, y recordó que logró cumplir su sueño. Sus palabras.

No entró por la fama. Mauricio Guirao resultó cuarto finalista del juego pero resultó, a la vez, ganador. Su sueño fue su bandera, y su bajo perfil lo ayudó al comienzo del juego.

Luego se mostró más estratega y hasta calculador. Junto a Azul fue elegido por el público como el favorito y su juego fue fuerte. El objetivo lo aclaró desde la primera noche que pasó en la casa más famosa del país.

Mauricio y su hermanito en una foto que lo acompañó durante el reality.

"Deseo ganar dinero para construirle una casa a su hermanito y de esa manera conseguir la adopción de mi hermano", repitió siempre que le preguntaba para qué quería llegar a la final. Ya fuera del reality y sin planes para seguir en Buenos Aires, evalúa qué será de él. 

"No fui a buscar fama a la casa, fui por el dinero para mi hermano. Lo que menos quiero ser es ser famoso", sostuvo en medio de un evento donde abundaban hermanitos de la edición pasada y de la de este año. Y aprovechó para callar las críticas sobre la utilización de su hermano para intentar ganar.

Lo cierto es que la familia de Mauricio, en especial su mamá, llamada Patricia, sufrieron amenazas por exponerse y reclamar por la tenencia del menor. "Me amenazaron y me dijeron (...) ´vos de éste -en referencia al bebé- no sos la madre", relató entre lágrimas en una entrevista que brindó a Intrusos. 

"Todos los días pienso que pueden venir y se lo van a llevar. El tenía un mes y tres días cuando lo recibí", dijo la mujer quién contó que el propio abuelo del niño le concedió la crianza ya que sus padres biológicos no podían hacerse cargo de él. Finalmente, en medio del programa les entregaron la tenencia del niño y el sueño quedó cumplido. 

"Hay gente que me creyó, gente que no. Había mucha gente que pensó que me colgué del sueño de mi hermanito. No me colgué de nada", dijo molesto. 

Los hermanos unidos. 

Cuando "el gringo", tal como lo llama su madre, que habían obtenido la tenencia del niño, Mauricio no soportó las lágrimas y sin soltar las manos de su madre, sólo repetía "Gracias".

 
 

Desde ese momento no deja de agradecer y reconoció que ser parte de un programa de televisión ayudó a su cometido. "El sueño que tenía era tener mi hermano y sin Gran Hermano, la producción y porque en la vida, gracias a Gran Hermano me puso a Jorge Rial en frente, no seria asi. Eso lo saben todos, hasta el presidente", finalizó. 

ver más