Mundo Hogar

Lujo "modesto": la cabaña en la que vivirá el príncipe Harry tras su boda

La pareja se mudará a Nottingham Cottage, ubicada a metros del hogar del príncipe William. 

Con el anuncio del compromiso entre el príncipe Harry de Inglaterra y su novia, la actriz Meghan Markle, ya comenzaron a conocerse precisiones sobre la futura vida matrimonial. Y la principal es el "nidito" de amor que compartirán luego del enlace. 

La casa es modesta en comparación con el palacio aledaño.

Así, se supo que la pareja vivirá en Nottingham Cottage, hogar de soltero del joven y escenario de la propuesta de matrimonio a su novia semanas atrás, mientras ambos preparaban la cena. 

La casa forma parte del complejo aledaño al palacio de Kensigton, residencia actual del príncipe William, su esposa Kate Middleton y sus dos hijos. 

El plano de Nottingham Cottage 

De hecho, el hermano y la cuñada de Harry vivieron también un tiempo en esa pequeña mansión poco tiempo después de su boda, mientras el palacio era remodelado. Antes, había sido hogar de la tía de los príncipes, Lady Jane -hermana de la princesa Diana- y su marido, el ex secretario real, Sir Robert Fellowes

Íntima y acogedora

Con poco menos de 125 metros cuadrados, la vivienda es bastante modesta si se la compara con otras residencias reales. Incluye dos dormitorios, living, comedor y cocina, además de varios jardines que la rodean y conservan su privacidad. 

La casa forma parte del complejo del palacio de Kensington. 

La casa tiene una larga y rica historia: recibió su nombre de la mano de su constructor y primer dueño, el Conde de Nottingham, quien la edificó en el año 1605. Encantado con la propiedad, el rey William III decidió comprárla 84 años después para convertirla en residencia campestre real.

ver más