Recetas de Cocina Tips y consejos.

5 Claves para hacer la mejor pizza casera

“Nos juntamos a comer unas pizas en casa, yo amaso”….cada vez menos se escucha esta frase comprometida que solo unos pocos se atreven a enunciar…. A todos nos gusta la pizza y a nadie le gusta hacer la masa de pizza, entonces así siempre gana el delivery…Acá te enseñaremos la mejor receta de pizza casera

Les presentamos las 5 claves Entusiastas para hacer la mejor receta de pizza casera, mucho más práctica pero sobre todas las cosas mucho más interesante.

La clave es lograr una masa firme pero elástica.

Clave 1: Lograr una buena masa.

Las proporciones para hacer masa de pizza siempre son las mismas:

1 kilo de harina + 500 cc de agua + 50 cc de aceite + 10 gramos de levadura en polvo (o 25 gramos de levadura fresca)

Ahora la clave a la hora del amasado es no tener miedo con las proporciones. Los 500 cc de agua por kilo de harina pueden variar según factores como la humedad del ambiente, el calor o la tenacidad del amasador.

Lo que aconsejamos siempre es pasarse un poco con el agua e ir corrigiendo con la harina a medida que amasamos. Así sera mas fácil de trabajar la masa y si nos pasa lo contrario, que nos quedamos cortos con el agua, nos va a quedar una mezcla imposible de trabajar.

Clave 2: La sal y el azúcar.

La teoría dice que para la masa de pizza son 10 gramos de sal por cada kilo de harina.

Uno de los secretos mejores guardados de los maestros pizzeros es agregar de 20 a 30 gramos de azúcar a la masa. Esto nos realza los sabores y aromas de la masa, nos da un mejor color "amarronado" y ayuda a trabajar mejor la levadura.

El sabor agridulce siempre está.

 

Te recomendamos leer también: ¿Cómo se hace? Receta sencilla de berenjenas al escabeche.

 

Clave 3: La salsa de tomate.

No escatimar en la preparación y jugarse haciendo una rica salsa de tomate, es un factor determinante en el sabor final.

Aquí aconsejamos no cocinar la salsa. Abrir una cajita de puré de tomate, pasarla a un bowl y condimentarla bien con especias, en especial orégano, condimento para pizza, romero, pimienta, sal y azúcar para cortar la acidez y contrastar mejor los sabores.

Esta salsa sin cocinar se la pondremos a las pizzas una vez estiradas y se cocinaran junto con la masa en la primer horneada de la prepizza.

El resultado final es un sabor super fresco de puro tomate que contrastará muy bien con la muzzarella y los demás ingredientes que sumemos a nuestras pizzas.

Clave 4: arriesgarse con las variedades.

Basta con los clásicos muzzarella y tomate, jamón y morrón, cantimpalo…..¡cortemosla!

Existen cientos de variantes, rompamos con lo tradicional.

-Hawaiana (Pollo cocido con ananá y panceta)

-Vegetales salteados.

-Panceta y champiñones.

-Espinacas y queso roquefort.

-Papa y romero.

-Palmitos y salsa golf.

-Etc.

Clave 5: ponerle actitud.

Y sí….sin actitud no llegamos a ningún lado.

Seguinos en nuestras redes!
ver más