Recetas de Cocina Recetas fáciles.

Cuatro claves para lograr un bizcochuelo perfecto

Es hora de terminar con el bizcochuelo de cajita pre listo. Con un par de huevos, harina y azúcar, podemos lograr un hermoso resultado en casa y con un sabor inigualable.

Hacer una torta casera es mucho más simple de lo que comunmente se piensa: no se necesita ningún ingrediente raro y los resultados de sabor serán imposibles de igualar.

Hoy Entusiastas de Cocina demuestra que para lograr un bizcochuelo perfecto en casa solo se necesita aprender estas técnicas que vamos a enseñar a continuación.

INGREDIENTES

- 6 huevos

- 150 gr. de harina 0000

- 150 gr. de azúcar

- Opcional una cucharada pequeña de esencia de vainilla.

PASOS PARA LOGRAR UN BIZCOCHUELO PERFECTO

Esponjoso y alto, asi debe quedar un bizcochuelo perfecto.

PASO 1

Es muy importante respetar el orden de los pasos para lograr el resultado.

El primer paso es enmantecar y enharinar un molde de torta de 24 cm de ancho.

Si no tiene el clásico desmoldable, también se puede hacer en alguna fuente de horno que tenga 20 cm. de ancho por 20 cm. de largo aproximadamente y por lo menos 8 cm. de alto.

Previamente se debe prender el horno y poner a una temperatura media/fuerte, unos 180°.

TRUCO: Una buena manera para saber aproximadamente cuando el horno esta a 180° es prenderlo, poner la perilla entre temperatura media y fuerte y dejarlo 15 minutos.

Luego de 15 minutos, poner una hoja de papel en su interior y si al cabo de 50 segundos sale totalmente ennegrecida sabremos que el horno alcanzó los 180°.

PASO 2

En un bowl o recipiente poner 6 huevos más los 150 gr. de azúcar. En caso de no tener un recipiente medidor, 150 gramos equivalen a 15 cucharadas soperas al ras.

Batir los huevos con el azúcar por lo menos unos 6 o 7 minutos, hasta que se forme el famoso punto letra.

En este paso es fundamental usar un batidor de mano o eléctrico para facilitar el trabajo.

El punto letra solo se logra con un buen batido y paciencia.

PUNTO LETRA: Es cuando la mezcla adquiere un color blanco y firme, tan firme que permite lograr una textura rígidas al caer formando líneas que no se hunden sobre la misma preparación.

Incorporar todo el aire posible al batido. ¡Cuidado! Es un punto muy frágil.
 

También te recomendamos leer: Para desayunar: medialunas de manteca caseras en cinco pasos.
 

PASO 3

Una vez logrado el punto letra, incorporar de manera ágil y rápida los 150 gramos de harina previamente tamizada.

No demorar mucho en la ejecución de este punto, pero también ser cuidadosos para no romper el punto letra.

El harina se tamiza para que no queden grumos.

Con ayuda de una espatula, el harina y mezclar con movimientos envolventes para integrar los ingredientes con suavidad.

En este punto, se debe agregar la cucharada de esencia de vainilla.

PASO 4

Ahora solo se debe volcar la preparación en el molde previamente enmantecado y enharinado. Hacer con sumo cuidado, calculando dejar un espacio para que crezca (se debe llenar hasta las ¾ partes).

Llevar al horno por 30 a 40 minutos.

En este punto se debe conocer como calienta nuestro horno, ya que los hornos de las casas suelen tener pérdidas de calor o calentar mas de un lado que del otro.

Lo ideal es la temperatura media/fuerte, aproximadamente 180°.

IMPORTANTE: ¡Durante los primeros 30 minutos no abrir el horno!

Es una preparación tan frágil que un cambio de temperatura brusco hará que se baje automáticamente el bizcochuelo.

Estará listo cuando tome un color marrón oscuro y se empiece a despegar de los bordes.

Logrado este punto, sacarlo del horno y dejarlo enfriar para desmoldarlo.

El bizcochuelo es la base para hacer muchas tortas.

Lo bueno de aprender a hacer un bizcochuelo es que ya tenemos una base para hacer muchas tortas de diferentes sabores. Se podrá rellenar de dulce de leche, frutas, bañarlo en chocolate, agregar una cucharada de cacao a la preparación, hacer un marmolado y muchisimas más opciones para todo tipo de tortas.

ver más