Recetas de Cocina Restaurantes porteños.

Un top five particular: una recorrida por las parrillas de Buenos Aires

Salimos a recorrer parrillas de todos los estilos, colores y precios. Te contamos cuáles nos gustaron más y por qué en este ranking parrillero.

Los argentinos son tan carnívoros que para ellos el pollo es un vegetal”. Con esta frase del célebre chef Anthony Bourdain englobamos una idea bien clara: la carne a la parrilla despierta pasiones entre los argentinos, tanto es así que viene gente de todo el mundo especialmente atraídos por el aroma de nuestras parrillas y asadores.

El viejo arte de saber asar las carnes.

Comer un asado es un hecho cultural tan grande que trasciende las fronteras, genera vínculos y es tomado como una actividad terapéutica, donde encontramos un momento de relajación y goce tan necesario para cortar con el stress semanal.

Entusiastas de Cocina salió en busca de las mejores parrillas de Capital Federal y sus alrededores. Recorrimos todo tipo de establecimientos, caros y baratos, lindos y feos, bien atendidos y descuidados.

Por supuesto que no pudimos cubrir todos, son muchos y muy variados. Nuestro humilde objetivo fue intentar relevar el panorama reinante y dar cuenta de las opciones con las que contamos a la hora de salir a comer carne a la parrilla.

 

 

PUESTO NÚMERO 1

La Cabrera – Cabrera 5127

Un paso más allá en el mundo de la gastronomía especializada en parrilla, brasas y carnes.

Un templo de las carnes asadas.

Ubicada en el corazón de Palermo esta parrilla ha sabido ganarse un lugar entre las mejores de su rubro en base a tres pilares característicos: Una excelente atención, la abundancia de sus platos y la calidad de sus materias primas.

Su chef y creador un auténtico especialista en el rubro.

Su creador Gastón Riveira ha sabido crear su propio estilo apoyado en una fuerte estrategia donde el cliente siempre sale satisfecho, haciendo del boca a boca una de sus principales herramientas de marketing. Sus platos predilectos son las pamplonas y los chinchulines de cordero.

 

PUESTO NÚMERO 2

El Ferroviario - Avenida Reservistas Argentinos 219

Un lugar donde la abundancia no conoce limites.

Un clásico del barrio de Liniers, casí pegada a la canche de Velez, esta es una auténtica parrilla porteña con todas las características que eso implica: mucho humo, mesas grandes y largas con grupos de amigos y porciones abundantes.

Indispensable llegar temprano y ser conscientes del gran tamaño de las porciones para no pedir de más...o si. Su especialidad son los cortes grandes como el costillar, el cordero o el cochinillo.

 

 

Si te gusto esta nota te recomendamos leer esta otra: Pasta o pizza: los cinco mejores restaurantes italianos en la Ciudad.

 

 

PUESTO NÚMERO 3

El Tano - Avenida Güemes 567

Una parilla libre de proporcines épicas en Avellaneda. Recomendada por todo aquel que alguna vez la visito, algo distinto a la oferta tradicional de parrillas.

En El Tano todo es para compartir.

Los mozos realizan un show aparte ofreciendo todo tipo de cortes parrilleros para que los comensales no tengan que levantarse de sus mesas generando un excelente clima descontracturado e informal.

 

PUESTO NÚMERO 4

La Brigada - Estados Unidos 465

Un clásico de San Telmo con más de 20 años de historia.

Hermosa parrilla ubicada en San Telmo famosa por su vínculo con el mundo futbolístico, podemos ver una gran parafernalia decorativa con todo tipo de camisetas, fotos y hasta replicas de copas.

Su calidad en la atención y en las carnes destaca en cortes tradicionales de la casa como el Asado especial del centro, el Corte especial o la Tapa de ojo de bife.

Su dueño Hugo haciendo una nota para un famoso programa de la TV estadounidense.

Siempre atendida por su dueño original, el señor Hugo Echevarrieta quién suele recibir a los comensales y atender el negocio con el amor de un padre a un hijo.

 

PUESTO NÚMERO 5

Parrilla Peña - Rodriguez Pena 682

Excelente relación precio calidad, una auténtica joya en el barrio de San Nicolas a pasitos de microcentro, platos abundantes, mozos con mucho oficio y un ambiente muy agradable hacen de este establecimiento un espacio para recomendar.

Imposible quedarse con hambre.

Empanadas de carne fritas, entraña en su punto justo, matambre de cerdo y asado de tira entre las especialidades que no pueden dejar de probar.

ver más