Menu Big Bang! News
La defensa de Lourdes Sánchez: "No tengo coronita, hago 50 cuadras para ensayar"

Bailando 2017

La defensa de Lourdes Sánchez: "No tengo coronita, hago 50 cuadras para ensayar"

La bailarina y mujer de Chato Prada siente que la atacan y sin tolerar que digan que tiene "coronita" se largó a llorar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La señalan como la acomodada. La denuncian por plagiar coreografías y el jurado se molesta por ser cuestionado por ella y su compañero de baile. Es un hecho. Todos están en contra de Lourdes Sánchez. 

Lourdes recibió críticas y se largó a llorar. 

"Muchos piensan que tengo coronita. Prefiero llegar por mérito propio, remarla en dulce de leche hace muchos años, creo que llegué a este lugar luego de mucho esfuerzo. Tengo este lugar ganado", así se defendió ayer ante el jurado pero la historia de los ataques es larga.

Ayer la mujer de Chato Prada estalló en llanto cansada de que la cuestionen por tener privilegios. En sus coreografías logró combinar temas musicales, tener horarios especiales para ensayar, bailar en un pasillo del canal y hasta contar con un camarín privado.

El último de los conflictos comenzó con un cruce intenso entre Ángel De Brito y Gabo Usandivaras. Luego continuó Pampita con críticas hacia el baile. Y Marcelo Polino fue lapidario.

"Tenés privilegios de la primera dama

"La televisión es así. Tenés privilegios de la primera dama. Con el privilegio que tuviste, se pintó el pasillo, te pusieron las luces. Tuviste la astucia de engancharte al productor. Fiel representante de las que consiguen todo en televisión y yo lo voy a festejar", dijo con ironía. Sánchez no pudo contener las lágrimas y se defendió. "Tengo el lugar bien ganado", afirmó y Marcelo Tinelli la abrazó al notar que lloraba.

La morocha recibe dardos desde distintos ángulos. Desde que comenzó a salir con el productor del programa, la bailarina está en el ojo de la tormenta. 

En 2015 participó junto a Fernando Dente fue cuestionada hasta por Nacha Guevara. "Noto que copiaron partes del baile, no me gustó", dijo y luego siguió con ironía. "Te sentís incomprendida,  según dijiste, no te preocupes porque Mozart, Beethoven, tampoco eran comprendidos. Asi que no te preocupes, en 300 años quizás comprendan lo que hacés", lanzó. Y en esta edición continúa recibiendo "palitos".

 

Una colega que la enfrentó fue Laurita Fernández. La morocha y la rubia nunca fueron amigas. Siempre estuvieron en veredas distintas, incluso en épocas en la que ambas salían con los productores principales de ShowMatch. Y los chispazos entre ellas se mantienen. No se dirigen la palabra y evitan hablar sobre el tema. 

Entre las últimas rivales que se le sumaron a Sánchez aparece el nombre de Chechu Bonelli. La mujer de Prada aseguró sentirse atacada por comentarios de la modelo. Bonelli habría dicho que la morocha tiene coronita por notar un trato especial. El comentario llegó a los oídos de Sánchez y se inició otra polémica.

"Uno se trata de sacar la mochila de acomodada y escuchar a una compañera que diga eso me duele un poco, porque muy pocos saben todo el laburo que hay detrás de ese cuerpecito... Yo he hecho muchos ediciones del Bailando y he quedado hasta 4 veces sin bailar, pasándome en un mismo ritmo", sostuvo Lourdes, sin ocultar su malestar.

 "Yo tengo buena onda con la gente de Ideas. Por ahí no tengo la suerte de ella que manda su equipo a Nordelta a ensayar, yo hago 50 cuadras para ir a ensayar", agregó.

"Yo hago 50 cuadras para ir a ensayar

La mujer del futbolista Darío Cvitanich negó todo pero los rumores de su molestia permanecen en Ideas del Sur. Las peleas continuarán y hasta el final del certamen será difícil que Sánchez logre superar las críticas. ¿Podrá tolerarlo?