Menu Big Bang! News
Bailando 2017

"Le importa poco": polémica con el sueño de la Bomba Tucumana en el Bailando

La cantante de cumbia es protagonista de escándalos dentro y fuera de la pista. Esta vez,  la Fundación María de Los Ángeles la acusó de no ponerse el sueño al hombro. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La idea principal del Bailando siempre fue la de ayudar a aquellas fundaciones o personas necesitadas de recursos. Desde un comienzo, el certamen que conduce Marcelo Tinelli impulsó la modalidad de lucha por un sueño, aquella causa noble que no solo estimulaba a los participantes a superarse en la pista, sino que además tenía como objetivo darle una mano a quien lo necesitaba.

La Bomba se roba todas las miradas a base de escándalos. 

Esto, sin embargo, no solo fue perdiendo interés con el correr de los años, sino que además el famoso “sueño” por el que luchan los participantes quedó opacado por el gran número de escándalos que hay en la famosa pista de baile. Sobre todo durante este último año, donde además Marcelo Hugo lucha diariamente con los problemas financiaros de la empresa.

La Bomba no mencionó ni una sola vez a su sueño como sí lo hicieron el resto de sus compañeros.

Lo cierto es que todos los participantes del Bailando 2017 o mejor dicho, casi todos, se las ingeniaron para dar a conocer los habituales problemas por los que atraviesan los chicos o fundaciones que representan a través del programa de El Trece. Claro está, a pesar de todos los problemas, el ciclo de Tinelli sigue siendo el más visto de la televisión.

De esta manera, no solo se puede ayudar ganando el reality, sino que también puede darse a conocer –teniendo en cuenta el gran número de rating del programa- todos los problemas por los que tiene que enfrentarse un sueño en cuestión. Y no solo eso, sino que además, la gran mayoría de los participantes ya visitaron y le dieron una mano a su causa noble.

Susana Trimarco con su hija Marita Verón y su nieta Micaela.

Pero como toda regla, hay una excepción. Y en este caso se trata de una polémica y escandalosa participante del Bailando 2017: Gladys La Bomba Tucumana. A la cantante le tocó ayudar a la Fundación María de Los Ángeles, donde en los últimos el personal de jardín de infantes denunció que se les adeuda seis meses de sueldos en lo que va del año.

A raíz de eso, comenzaron a correr las versiones que aseguraban que las víctimas vinculadas con la institución que preside Susana Trimarco están molestas porque Gladys no se involucra mediáticamente con la causa que impulsa. Lo cierto es que, a diferencia de sus compañeros, la artista tucumana prácticamente no nombra a su sueño en sus apariciones. 

¿Se hará cargo La Bomba de su sueño?

La abogada de la fundación, María Rosa Ponce, dio una entrevista radial en el programa Por Si Las Moscas y confirmó el malestar con la cantante de cumbia. “Ella está ante un micrófono que escuchan 40 millones de personas, nosotros no tenemos eso. No creemos que tenga la obligación, pero si es necesario y conveniente que nos visibilice”, explicó.

Y agregó: “Brindamos un servicio muy necesario para gran parte de la sociedad, para hablar y concientizar sobre la violencia de género en todas sus formas”. En ese contexto, aseguró que la fundación “no solo necesita a La Bomba Tucumana, sino que también necesitamos de la visibilización por parte de toda la sociedad, el boca en boca, y todos los medios”, resaltó.

Fundación María de los Ángeles.

Por último, frente a los problemas que afronta la ONG, Ponce remarcó que “no sólo trabajamos con las víctimas de trata, sino las victimas de trata potenciales, las mujeres en situación de violencia de género, y brindamos un servicio muy amplio”, cerró.

Esta noche, La Bomba deberá salir a la pista y muchos, sobre todo desde Fundación María de Los Ángeles, se preguntan si finalmente se pondrá su sueño al hombro o seguirá peleándose con todo aquel que se le cruce por adelante. Sin ir más lejos, esta tarde tuvo un intenso cruce con su ex pareja, Juan Manuel, donde la violencia e insultos estuvieron a la orden del día.