Menu Big Bang! News
Comunidad

Cuatro salsas rápidas para acompañar carnes

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La carne vacuna es, sin lugar a duda, la estrella principal de la gastronomía argentina. Asada, al horno, salteada o en guisos, la carne se consume de amplias maneras a lo largo de todo el territorio. Y es que, mundialmente, la carne argentina es conocida por su exquisito sabor y los diversos platos que se preparan con ella son uno de los mas grandes atractivos para el turismo gastronómico.

Cualquiera sea la forma en que preparemos el corte vacuno, existen diversos secretos para acentuar el sabor de la carne o bien darle un toque especial al plato. Acompañar las carnes asadas u horneadas con la salsa justa, podrá darle a tu preparación un toque gourmet súper, te traemos las 4 salsas para acompañar carnes que podrás preparar en pocos minutos y con sólo algunos ingredientes, para darle un toque original a tu comida.

Salsas para acompañar carnes

1) Chimichurri Argentino

Comenzaremos esta lista de salsas para acompañar carnes con un verdadero clásico en la mesa de los argentinos, el  chimichurri.  Esta salsa es la preferida por muchos para acompañar un buen asado, sin embargo no todos conocen con exactitud su preparación.

Para realizar una verdadera salsa  chimichurri  necesitaremos:
2 dientes de ajo grandes o 3 pequeños
Orégano
Pimentón
Perejil  deshidratado
Ají molido

40 cc de vinagre blanco
30 cc de agua
70 cc de aceite
sal

Preparación Salsa Chimichurri

1) Picamos bien fino los dientes de ajo o los pasamos por la  procesadora.
2) En un recipiente mezclamos 1 cucharada de orégano, 1 cucharada de pimentón, 1 cucharada de perejil  deshidratado  y 1 cucharada de ají molido junto a los ajos picados.
3) Incorporamos a la mezcla anterior 30 cc de agua hirviendo y mezclamos bien hasta integrar todos los condimentos. Luego agregamos 40 cc de vinagre blanco y sal a gusto. Por último, añadimos los 70 cc de aceite. Es importante respetar el orden en este paso.
4) Mezclamos bien y para finalizar le agregamos 1 cucharada más de pimentón a nuestra salsa. Dejamos macerar en la heladera por 24 hs.

 

2) Salsa  Roquefort

Una de las más ricas salsas para acompañar carnes es la que lleva este tradicional queso azul. El queso  roquefort  posee un sabor intenso que podemos rebajar con crema para crear un complemento ideal para combinar con cualquier plato de carne jugosa.

La salsa  roquefort  se prepara con los siguientes ingredientes:
100 gr de queso  roquefort
200 ml de crema
Una pizca de nuez moscada

Preparación salsa  roquefort

1) Para la preparación de esta salsa comenzaremos calentando a fuego medio una sartén con un poco de aceite de oliva. También podemos usar manteca.
2) Colocamos en la sartén caliente los 100 gr de queso roquefort previamente trozado para que sea más sencillo derretirlo y le agregamos la crema.
3) Integramos bien y por último incorporamos una pizca de nuez moscada que le da un toque especial a la salsa y servimos caliente.

3) Salsa de  champignones 

Para los platos con carne, la salsa de champignones es una opción ideal, ya que el suave sabor de los hongos  acompaña perfectamente cualquier tipo de corte vacuna.

Los ingredientes para esta exquisita salsa de hongos son:
300 gr de  champignones  frescos
2  cebollas de verdeo
Manteca
300 ml de leche
2 cucharadas de harina
Sal y pimienta

Preparación de salsa de champignones

1) Para preparar esta fácil y deliciosa salsa de  champignones,  comenzaremos derritiendo unas cucharadas de manteca en una sartén a fuego moderado. Una vez hecho esto, incorporamos dos cucharadas soperas de harina en forma de lluvia mientras revolvemos enérgicamente para evitar la formación de grumos hasta obtener una mezcla homogénea.
2) Incorporamos a la mezcla anterior 300 ml de leche poco a poco, revolviendo constantemente. Con estos tres ingredientes bien integrados, mantenemos la sartén a fuego moderados, sin dejar de revolver hasta que la salsa se espese.
3) Por otro lado, en una sartén aparte volvemos a colocar unos trocitos de manteca y llevamos al fuego. Una vez que tengamos la manteca derretida, agregamos los  champignones previamente limpiados y cortados en láminas y las  cebollitas de verdeo picada.
4) Una vez que tengamos listo la cebolla y los  champignones,  incorporamos la salsa preparada previamente y mezclamos bien todo sobre fuego bajo.  Salpimentamos  a gusto y dejamos cocinar durante dos o tres minutos antes de servir.

4) Salsa  Barbacoa

De las recetas de salsas para acompañar carnes, la salsa barbacoa es la más buscada por los amantes de la cocina. Esta salsa es  fácil de preparar pero su sabor único la ha convertido en el aditivo justo para las carnes.

Para la preparación de esta estupenda salsa de barbacoa, necesitaremos:

1 cebolla grande
2 dientes de ajo
2 cucharadas de miel
2 cucharadas de mostaza
400 m l de puré de tomate
90 m l. de vinagre
Sal, pimienta blanca molida y aceite de oliva

Preparación salsa barbacoa

1) Comenzaremos la preparación de nuestra salsa barbacoa, peleando los dos dientes de ajo y machacándolos en un mortero. En caso de no contar con un mortero, picamos fino los dientes y los  aplastamos  con la ayuda de un tenedor sobre una superficie dura.
2) Por otro lado, picamos la cebolla lo mas fino posible y la  salteamos  junto con los ajos en una sartén con aceite de oliva bien caliente. Una vez que  comiencena   dorarse, incorporamos el puré de tomate (o también podemos triturar tomates frescos), las 2 cucharadas de miel, los 90 m l. de vinagre y las 2 cucharadas de mostaza. Revolvemos con la ayuda de una cuchara de madera para integrar bien los sabores.
3) Incorporamos a la salsa una pizca de sal y pimienta blanca y cocinamos durante 15 minutos. Iremos agregando cucharadas de agua durante la cocción para evitar que la salsa se seque, mientras revolvemos esporádicamente.
4) Una vez cocinada, colamos la preparación con el fin de retirar trozos grandes de algún ingrediente y obtener así una salsa suave y homogénea o bien pasamos por una  procesadora. Podemos utilizar la salsa barbacoa en nuestras carnes ya sea fría o caliente.