Menu Big Bang! News
Comunidad

Argentina y otra definición histórica

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mas allá de cualquier lamento argento que hagamos, la verdad es que en los cuartos de final de esta rara Copa América Chile 2015 donde los equipos mas poderosos no consiguen que sus máximas figuras logren los mismos estándares de rendimiento que en sus propios equipos de las distintas ligas en las que participan, Argentina levantó su performance y a pesar de no conseguir evitar la infartante y definitoria instancia final de los penales, merecidamente superó una etapa mas en el torneo.

Con Chile y Perú esperando en la primera llave de semifinales, Argentina y Colombia buscaban esa plaza en la segunda.

Viejos rivales, muchos muy conocidos por el pueblo futbolero argentino, se esperaba una dura batalla, que antes de la primer media hora de juego se llevó puesto al primer soldado rival: Teo Gutierrez, cuya cara y gestos a la salida del campo de juego lo decía todo.  

Pekerman cual General en el medio de la pelea tuvo que cambiar la estrategia, Argentina se le venia y no había control en el medio campo, Teo vagaba por el área Argentina pero nada le llegaba. El cambio benefició el juego colombiano, pero no por eso mermo en el rendimiento del equipo argentino al culminar la primera parte, que fue ampliamente favorable para el equipo de Martino. Con llegadas de Di María, Aguero y Messi muy claras para que el marcador se hubiera ido al entretiempo aunque sea por la mínima, y faltas no cobradas por el arbitro mexicano García Orozco de mala tarea, ambos equipos se fueron al descanso.

El segundo tiempo Argentina y Colombia volvieron con los mismos once, aunque Pekerman no tardó en poner a uno de los principales artilleros de la Selección Colombia, Falcao, que junto a James Rodriguez buscarían quebrar la valla del argentino Romero. 

Martino por su parte, ante el bajo rendimiento de Pastore  en el segundo tiempo y las intermitencias de Di María, buscando darle mayor velocidad en la subidas que ya no conseguía Agüero, puso a Tevez, Banegas y en los últimos minutos del partido a Lavezzi cambiándole la cara al equipo donde Messi fue la máxima figura con un nivel de juego superlativo en la segunda parte, donde el equipo había perdido conexión entre defensa y ataque y sus gambetas se llevaban hasta el área colombiana de arrastre a los cinco marcadores que inevitablemente lo rodeaban y le cometían falta a medida que el juego transcurría.

El partido termino 0 a 0 en los 90 minutos con 5 adicionales y con los 22 jugadores en cancha, aunque  a algún colombiano el arbitro mexicano le perdono la vida.

Messi fue la figura en Argentina y hubiese sido la figura del partido sino fuere por la tarea del arquero rival Ospina de excelente rendimiento, que con algo de fortuna y experiencia le saco a la albiceleste goles que quedaron atragantados en las gargantas de los hinchas argentinos y fue también el guardameta responsable de darle una vida mas al equipo cafetero yendo a los penales.

Pekerman y Martino, arengaron a sus equipos y armaron la lista de pateadores que echarían por tierra o llenarían de esperanzas a los fanáticos argentinos y colombianos.

Otra vez los penales para Argentina, que desde Italia 90 tienen otra mística que convirtió en héroe a Goicochea y desde Brasil 2014, tenemos a otro héroe mas: Romero.

Imposible no pensar en las palabras de Mascherano al verlo cambiar al Chiquito Romero hacia el arco, quien no recordó el "Hoy te convertís en Héroe" nuevamente al verlo bajo los tres palos?

La agonía comenzó con James Rodriguez marcando el primero para Colombia, pateado al otro lado donde Romero tuvo su intuición. Luego llegó el turno de Messi, quien con contundencia dejo en igualdad de condiciones a la Argentina.

El segundo turno fue para Falcao, que sumó para su equipo a pesar de que el arquero argentino adivinara la intención del delantero colombiano. Lo continuó el defensor Garay que de manera exitosa al igual que en los penales frente a Holanda en las semifinales del Mundial Brasil 2014, puso el score 2 a 2.

Cuadrado y Banega convirtieron sus respectivos penales para Colombia y Argentina empatando 3 a 3, hasta que llegaría el primer tiro fallado por el equipo cafetero en los pies de Muriel, pudiendo Lavezzi con su gol poner al frente al equipo argentino 4 a 3.

Romero no pudo con Cardona que puso las cosas 4 a 4 pero la conversión del quinto penal de Argentina lo ponía en semifinales. Biglia tenía la responsabilidad de terminar con la agonía pero la suerte siguió siendo esquiva para el equipo de Martino y falló.

Terminada la serie de cinco penales, empezaba el uno a uno, el que fallaba se vuelve y la agonía paso a ser un infarto.

Zuñiga para la Selección Colombia se paro en la linea de los doce pasos y acomodó la pelota frente a la mirada sonriente de Romero que sabía que era esa la oportunidad de acabar con todo. Y así fue que el Gran Chiquito protector del arco argentino quería ser héroe una vez mas, atajando con el alma el tiro de su rival. Marcos Rojo tenia la chance de poner a Argentina en la fase semifinal, pero el travesaño dijo “no” y fue un volver a empezar.

Nervios de acero ya tenían que tener los encargados de definir cada una de esas mini serie de penales. El colombiano Murillo sabía que tenía que convertir pero falló y se dejó la victoria servida en bandeja al argentino que se acercara a patear el próximo penal y ese fue Carlos Tevez.

La agonía y el infarto no podían tener mejor final que ver al Apache parado, sereno, con 40 millones de almas pidiéndole como si fuera al mismísimo Dios que convierta y los lleve a semifinales y Tevez no quiso defraudar a su gente y lo consiguió sacándose la mufa de la ultima Copa América donde erro y Argentina quedó eliminado y terminando ahora abrazado al otro heroe de la jornada, Romero y llevándose el partido por penales 5 a 4.

Argentina una vez mas paso de fase sufriendo, pero esta vez, no por el mal juego, sino por la mala fortuna en el momento de definir sumado a la gran tarea del arquero colombiano figura del partido Ospina.

Quizás este partido haya sido el quiebre y el Dios del Gol vuelva a ponerse la albiceleste, pero mientras tanto, Argentina espera a Paraguay o Brasil, y el martes 30 de junio buscará un lugar en la final de Copa América Chile 2015.