Menu Big Bang! News

Comunidad

¿Cómo impulsar procesos de cambios?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Me llevo un tiempo comprender al llevar adelante distintos procesos de cambios, que al tomar decisiones creemos que estas son totalmente conscientes, y efectivamente nuestro intelecto nos señala que es así. No obstante, dentro de la complejidad del ser humano y la forma como funcionamos, es mucha la información inconsciente que interviene cuando nos planteamos realizar cambios en cualquier aspecto de nuestra vida.

Detrás del rol que desempeñamos yace un ser humano y observamos un porcentaje importante que realiza cambios desde lo visceral o el hastío por la situación que transita, algunos se ven obligados y otros en algún momento creen que poner en la balanza el pro y contra es suficiente. Pocos evalúan esa parte de sí que puede quedar comprometida y a veces lesionada ante éstos, o si realmente han registrado las lecciones de movimientos anteriores. Unos pocos se preparan en todos los planos que intervienen: físico, mental, emocional y espiritual, éstos usualmente son los que llegan fortalecidos y crecidos al final del proceso.  

Y ¿cómo impulsar procesos de cambios basados en acciones conscientes?

Realizamos juicios a otros sobre sus anclajes a zonas de confort, en realidad resulta que tras ésta hay un gran iceberg con un sistema de creencias como base. No se trata de justificar o dar argumentos de sí resulta complicado salir de ella, la verdad es que implica esfuerzo continuo, decisión, compromiso y proceso consciente para desmontar progresivamente las programaciones que durante AÑOSSSSSS nos mantienen sujetos a determinadas circunstancias de vida, muchas veces paralizados y atemorizados. En ello radica que muchos procesos fracasen, pues carecen de un abordaje transparente en lo que deseamos, y una vía es optar por programas y herramientas que nos preparan a nuevos desafíos y develen información oculta que obstaculiza y sabotea nuestro progreso, que nos lleven a obtener una mejor versión de nosotros mismos, de nuestro entorno, una vía al autoconocimiento como regalo.

Desistir de los sueños y proyectos que vienen dando vueltas en nuestra mente casi siempre tienen razones de peso no presentes en la superficie, pero si en estado inconsciente. Puedo asegurarles que la mayor cantidad del tiempo no tenemos idea de lo que ruge en la profundidad de nuestra mente subconsciente, solo nos quedamos con lo evidente y de allí operamos con técnicas para el intelecto que no profundizaran. Debemos considerar que nuestro estado actual es una transición entre cambios pasados y futuros, enfrentándonos permanentemente a éstos, muchos de ellos a niveles imperceptibles, e independientes a la dimensión del suceso estos determinaran nuestras respuestas.

El proceso de cambio que ha de convertirse en una verdadera transformación viene dado por un trabajo interno, de revisar lo que subyace y con qué lo asociamos. El temor de accionar hacia una dirección distinta nos hace sentir en riesgos que no estamos dispuestos a asumir. Incluso la connotación que registramos del término riesgo no es relacionado con una actividad responsable detenidamente estudiada y preparada, para algunos solo es concebido con ganar o perder al azar. 

Nos guste o no, una historia personal está presente cuando decidimos emprender cambios de cualquier naturaleza y enfatizo independiente al rol que desempeñemos. Considerar una fase previa de preparación, autoevaluación y estructuración de nuestra maqueta, nos de piso y evita abandonos de metas y mayores complicaciones. Identificar que nos moviliza llevar adelante desafíos y que significan es puntal para encaminarnos hacia los logros deseados. En mi experiencia un factor predominante de abandono o fallas en procesos de cambios, es ausencia de claridad y flexibilidad en el recorrido hacia la consecución, aunado a una gran cantidad de información presente a nivel interno que actúa bajo la figura  de mensajes contradictorios, siendo indispensable una alineación previa en relación al aspecto a abordar.  

No basta con desear cambios e ir a contra vientos, desde allí no construiremos fortalezas sino resistencia y agotamiento. Hay una serie de respuestas prestas a colaborar en nuestro avance si hacemos las preguntas correctas, con las herramientas exclusivas para ello y especial consideración apoyarnos en quien rige nuestra vida, la inteligencia infinita de la mente subconsciente. Revisemos nuestra despensa interior, apliquemos la propedéutica del cambio y gravitemos hacia lo que nos hemos propuesto.

"Si cambiar es la  única opción, lo inteligente es prepararse para ello"