Menu Big Bang! News
Comunidad

El Hijo Secreto de Oprah Winfrey

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Oprah Winfrey, una de las presentadoras estadounidenses más querida en la televisión norteamericana, se mostró decepcionada por la forma en que Calvin Mitchell, su supuesto hijo secreto, utilizó su historia para hacerse famoso. La relación entre Oprah y el joven llevaba rota casi 20 años.


Tras una publicación de The National Esquirer, en donde presentaban a Mitchell como el hijo de Oprah, fue ella misma quien tuvo que salir a desmentir esta versión y a negar el parentesco con este joven. 

Winfrey reveló que se conocieron en 1992, cuando estaba trabajando en la película "No hay niños aquí". Recuerda que un niño se le acercó a llevar una lata de gaseosa. En ese momento comenzó la relación "maternal". 

Conmovida, Oprah se preocupó por la vida privada y escolar de ese chico. Como la madre biológica estaba desempleada, ella decidió darle un trabajo a Calvin, además de asegurarle la matricula de un colegio privado. Ella quería que tuviera herramientas para poder salir de la pobreza. 

Sin embargo, la preocupación de Oprah no fue del todo valorada por Calvin, quien fue expulsado de varios colegios. Cuando tenía 17 años lo llevó al "The Piney Woods School", en Mississippi, pero no duró demasiado tiempo y abandonó los estudios. 

Ante esta situación, la presentadora le explicó que si no modificaba su actitud y no intentaba progresar aprovechando las oportunidades que le daba, ya no recibiría su ayuda. "Si dejas esta escuela, hasta acá llego. No hay nada más que pueda hacer", le dijo. 

A partir de ese momento hubo un quiebre en la relación, al punto que llegaron a distanciarse y Calvin hasta se planteó la idea de quitarse la vida. 

El momento del reencuentro:

Dos años después aquella discusión, Calvin intentó retomar el vínculo. "Perdón, pero es la única manera que tengo de estar en contacto contigo", le expresó a la salida del teatro en Nueva York. 

Pese a su súplica, Calvin no logró conmover a Oprah, que ya se había enterado de lo que venían planificando por la revista The National Esquirer. 

Si bien se sintió decepcionada, Winfrey reconoció: "Aprendí de esa experiencia. Si realmente quieres cambiar la vida de alguien, debes pasar suficiente tiempo con él para lograrlo. No es suficiente darle a una persona una nueva vida, dinero o un auto. Debes enseñarle a pescar".