Menu Big Bang! News
Comunidad

El estado del Estado

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La detención de Milagro Sala reflotó un viejo debate sobre la presencia del Estado en las diferentes áreas de gobierno, ya sea nacional,  provincial o comunal. Las voces que se pronunciaban en diversos ámbitos comunicativos repetían permanentemente que el Estado había permanecido ausente y en consecuencia la organización Tupac Amaru creció desenfrenadamente y captó diferentes sectores vulnerables que no tenían otra alternativa para subsistir.
Ahora bien, si analizamos detenidamente la Tupac se fue convirtiendo en un Estado paralelo exclusivamente por la ayuda de las partidas del gobierno nacional, a cargo de la secretaría de desarrollo social que comandaba Alicia Kirchner. Más allá de los sospechosos 29 millones de pesos que se entregaron antes de la retirada kirchnerista del gobierno, Milagro Sala manejaba 70 millones de pesos por mes. Estas cifras nos muestran que la presencia del Estado fue contundente, que conocía los manejos (y desmanejos) de la provincia y que fue claramente partícipe y cómplice de todos los asuntos provinciales. Por eso, habría que decir que en realidad el Estado estuvo omnipresente, el problema fue que no se ocupó de los asuntos prioritarios de la provincia, es decir, salud, educación, seguridad, etc. y prefirió sostener un poder punteril que le permitía empobrecer a la población (hay testimonios de personas que ganaban 2500 pesos por mes trabajando para la Tupac) a cambio de favores políticos.