Menu Big Bang! News
Comunidad

Hombres con miedo al compromiso, ¿cómo detectarlos?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Hombres con miedo al compromiso, los peores de su especie. El temor a involucrarse es, por lejos, uno de los principales planteos que las mujeres le hacen desde hace años a la platea masculina. Y, aunque pensar que cambiar al otro puede ser una idea tentadora (y en muchos casos erotizante), la realidad indica que es casi una misión imposible.

¿Qué queda entonces para las mujeres? El premio consuelo: aprender los rasgos distintivos de su personalidad y saber detectarlos a tiempo. En un intento por ayudar a las más necesitadas, la revista Elite Daily elaboró un conteo con los cinco tips para abrirse a tiempo.

1. Planes a último momento. “Vemos” y “te confirmo en un rato” son dos de las respuestas características que suelen dar esta clase de hombres cuando la mujer, envalentonada, le propone coordinar una salida. No importa si se trata de un evento para dentro de diez días o si sólo faltan horas para el posible encuentro: el hombre que teme evitará por todos los medios confirmar su asistencia. ¿El motivo? El sentimiento de asfixia que le genera saber que tiene que cumplir con una obligación, por más placentera que luego resulte.

2. Siempre tiene una red. No establecer los códigos claros de la relación abre la puerta a los temidos grises. A saber: ese espacio indefinido en el que la libertad se apodera de las normas de juego y potencia el coqueteo generalizado. Ya sea para dar celos o por la necesidad de sentir que nada lo ata, el hombre con pánico al compromiso suele tener varias puntas abiertas. ¿El detalle? Se va a encargar de recordártelo a diario.

3. Frialdad. Pocas personas sienten liberador el momento en el que, casi sin pensarlo, pueden decirle a otra persona lo que realmente sienten. Pero para el rebuscado género masculino la situación es otra. Un hombre temeroso no sólo no volcará ninguna palabra que pueda interpretarse como “revelación”, sino que evitará a toda costa escucharla. Oídos que no escuchan, corazón que no siente.

4. Mucho ruido y pocas nueces. Tanta frialdad espanta hasta a la más ingenua de las mujeres. Por este motivo, los hombres con miedo al compromiso suelen elaborar planes a futuro, escapadas de fin de semana que nunca llegan y hasta deseos más simples, como pasar todo el día en la cama. Eso sí: nada de lo que prometan será cumplido.

5. En las sombras. Interactuar con el universo es una variable que suma presión a una relación, en especial si se encuentra en su etapa inicial. Aunque los encuentros sean descontracturados y no exista ningún tipo de formalización del vínculo, interactuar con terceros suele ser la peor pesadilla del hombre panicoso. Si esquiva mostrarte o conocer a tu entorno, sabe que no quiere nada serio.