Menu Big Bang! News
Comunidad

Las trampas de la televisión son coloradas

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En una de esas etapas en que me había quedado sin trabajo, gracias a un par de amigos, me conecte con quien en ese momento era el marido de Viviana Canosa, estaban preparando un programa para Canal 9 que iría de Lunes a Viernes a las 20.00. Obviamente sin Susana enfrente todavía y con la posibilidad de hacer un gran show. Se llamo: No Sera mucho? Y fue mucho. Contrataron a casi 30 personas que no se sabían muy bien que hacían, filmaron una apertura exageradísima para mi gusto que solo fue entera en el primer programa y recibieron de quien era en ese momento el dueño del canal, el Señor Daniel Hadad, todo el apoyo y el presupuesto necesario para que salga un gran programa. La escenografilla era tremendamente increíble, de esas que no se ven usualmente en la televisión argentina, con una puerta enorme por donde se suponía iban a entrar los invitados (el primer programa no los tuvo) y al estar el piso elevado quedaban unos espacios tipo entrega de los Grammys en donde vendría publico a ver musicales de los cuales creo que llegados a venir dos.
En el primer envío, en donde Viviana se emperro en hacer un satélite con Diego Armando Maradona Juniors, y un homenaje a las mujeres (era 8 de marzo) con participación de diferentes actrices y un off grabado por Alejandro Lerner, el programa termino dos minutos mas tarde porque sino ese homenaje que tanto laburo había llevado no entraba. Pero lo peor de todo fue que sucedió en esa época el affaire de Andrea del Boca con el padre de su hija, las discusiones y los golpes. La Canosa no pudo con su genio y abandonando toda posibilidad de hacer un show fino y sin chusmerio, se emperro en conseguir a Andrea. Como a Andrea no la pudimos conseguir. Conseguimos a la mama, Doña Anna. Quien acepto salir por teléfono para contar que era lo que estaba sucediendo con su hija y su nieta. Eso midió bien, como midió bien, al otro DIA, volvimos a llamar a Doña Anna para seguir hablando, siempre por teléfono, Pero al tercer DIA, salio lo peor de Viviana, lo más vil, lo más sucio, lo menos honesto. Y se le ocurrió que una de las productoras que nos ponía el canal (a la que llamábamos Florcita, porque se pasaba haciendo flores en un papel,) desde el control, del Estudio llamase por teléfono, se hiciese pasar por una amiga del padre de la niña y hablase bien del Sr. Biassotti. Nunca entendí ese truco, ni ese engaño. Se suponía que era un tema serio, se suponía que la Señora Anna creía en nosotros, se suponía que no era necesaria la mentira. Buenos queridos míos, hace tiempo, casi antes de Tinelli, la mentira en algunos programas de televisión es mucho mas necesaria que una nota a Pablo Echarri (que de paso les cuento, como casi siempre fui productora periodística de varios programas, es decir, la que se encarga de los invitados, en la lista que el conductor o los productores generales de los programas generalmente el primer nombre que aparece es el de Pablo, alguna vez se lo conté a el, se cago de risa. Lamento informarte Pablito, ya no sos vos. Ahora es Ricardo Darin, de todas maneras eso no hace más que hablar de la originalidad de las personas que manejan la televisión argentina).  
Cuando trabaje en “Venite con Georgina” desde el 2000 Viviana era columnista del programa, pelo castaño, anteojos culo de botella, gordita, pero la verdad que recontrasimpatica. Recién empezaba. Después se fue a Intrusos, después se fue de Intrusos, dijo cosas espantosas de su antiguo jefe, nos vendió lo de Haití, especulo con el rating cuando falleció el bebe de Maru Botana, se alejo de amigos de toda la vida, algunos de los cuales dice no conocer, dice estar mas espiritual. Seguramente pronto hara algún programa con su antiguo jefe para reconciliarse, harán buen rating, de todas maneras son las boludeces que el amor te hace hacer y lo digo por el. Una mina que pudo llegar lejos y bien si se lo proponía, y solo se quedo en la largada.