Menu Big Bang! News
Comunidad

Trabajadores despedidos por La Cámpora

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Sabés quien es Desiré Cano? Es la linda chica de la foto. 

Desiré tiene 32 años y es de Bahía Blanca. En octubre de 2010 consiguió dos cargos en el Congreso Nacional. La nombraron nada menos que  jefa de prensa del bloque de diputados del Frente para la Victoria, por ser militante de La Campora y novia de Hernán Reibel Maier, un gran amigo de Máximo Kirchner y nada menos que subsecretario de Comunicación Pública. Reibel manejaba la multimillonaria pauta que el Gobierno Nacional y Popular le bajaba a los medios de Cristóbal López.  Para “cuidar” que la plata fuera bien usada, desde la Cámpora, con el visto bueno de Máximo Kirchner y a propuesta de Reibel, la designan a Desiré Cano Gerenta General de Producciones Periodísticas del Grupo Indalo. Una linda friolera de medios entre los que estaban: C5N, Radio 10, las FM Mega, Vale y Pop; y las productoras Ideas del Sur, Pensado Para Televisión y la Corte, esta última encargada de la televisación de Fútbol para Todos. Su misión: controlar que todos los medios del grupo mantengan una misma línea editorial.

Desiré Cano, señalan los trabajadores de CN23 al unísono, fue la encargada de efectivizar los 136 despidos realizados el lunes 29 de febrero en el canal CN23, que el grupo Índalo de Cristóbal López habría comprado a Sergio Szpolski y Matías Garfunkel.

Que loco no? Hace unos días, “El Cuervo” Larroque asistía a movilizaciones contra los despidos en el Grupo 23 mientras que hoy una de los suyas, es el brazo ejecutor del ajuste en la señal noticiosa de cable.

La ola de despidos en todo el país es tremenda. Ya sabemos que Macri y este nuevo proyecto político está haciendo estragos con los trabajadores. Lo que parece una burla es que por un lado, los camporistas “soldados de Cristina”, (muchos de ellos multimillonarios disfrazados de Camilo Cienfuegos) por un lado agiten la sarasa de “resistiendo con aguante” y por el otro echen a la calle a cientos de compañeros.