Menu Big Bang! News
Comunidad

La hora del planeta, todos los días, todo el tiempo

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Estos son los 10 cuidados que Greenpeace recomienda para tener un planeta saludable:

1. Infórmate. Conoce la problemática ambiental que hay en tu comunidad, en tu país y en tu planeta. Estar informado te permite saber qué hacer para proteger el medio ambiente. Alza la voz.  No basta con saber: hay que pronunciarse, denunciar, cuestionar, proponer, pasar la voz, motivar...

2. Actúa. Cada una de tus acciones impacta negativa o positivamente nuestros ecosistemas. No creas que tirar una basura no importa porque sólo es una... no creas que levantar una basura no sirve porque sólo es una. Todo cuenta, así que cada cosa que hagas que sea en favor del planeta. El papel de la acción ciudadana es hacer valer nuestros derechos y actuar como testigos de la sociedad ante aquellos actos y hechos que lesionan tales derechos. En muchos casos ha sido la sociedad civil la que, con sus demandas, ha impulsado la creación de normas y programas ambientales, al exigir acciones concretas ante problemas determinados. En Greenpeace creemos que para lograr este fin se debe optar siempre por una estrategia de acción no-violenta. Esto implica el respeto por todas las personas (ya sean aliados, neutrales o adversarios).

3. Exige a los tomadores de decisiones, a tus gobiernos (municipales, locales o federal) políticas públicas en beneficio del medio ambiente.

4. Únete a Greenpeace. Como voluntario, como socio donador o cómo ciberactivista. Sólo con tu talento, tus conocimientos, tu tiempo y tu donativo podemos hacer más.

5. Usa bicicleta, transporte público o comparte el auto cuando lo utilices.

6. Elige productos que no estén envasados en plástico y recicla o reutiliza los envases.

7. Compra frutas y verduras orgánicas (los fertilizantes y pesticidas suelen ser derivados del petróleo).

8. Comprar productos de belleza (shampoo, jabón o maquillaje) elaborados con ingredientes naturales, no derivados del petróleo.

9. Elige productos elaborados localmente. De esta manera se reduce el consumo de combustibles  empleados para su transporte.

10. Prefiere la ropa hecha de algodón orgánico y no de materiales derivados del petróleo.